El quiche es un tipo de tarta salada derivada de la cocina francesa. Se elabora principalmente con una preparación de huevos y nata, mezclada con verduras y/o carne, con la que se rellena un molde de masa quebrada y se cocina al horno.

Por si no lo habéis probado nunca, hoy queremos recomendarte esta receta ideal para comer verduras de una manera deliciosa y diferente. Se trata de un Quiche de espinacas, queso azul y tomate, una receta fácil, sana y riquísima. Este es uno de los 100 platos deliciosos que puedes encontrar en Chef ¿yo?, un libro con recetas ilustradas divididas en bloques con un objetivo muy claro: darte pistas y consejos para que tu cocina se acerque a la de los grandes chefs. Se trata de ayudar a mejorar la forma de presentar tus platos de una manera fácil para que puedas triunfar en casa.

Aquí te dejamos la receta y un pequeño consejo para que consigas un plato delicioso tanto para el gusto como para la vista. Buen provecho!

“Esta receta es un ejemplo de fotografía gastronómica cocinada y realizada en el estudio cocina que Gastromedia tiene en Tres Cantos. Gastromedia es la empresa productora de contenidos gastronómicos con mayor experiencia en España y la que cuenta con el archivo fotográfico de platos cocinados más extenso”.

 

Quiché de espinacas, queso azul y tomate

 Dificultad: media, tiempo de elaboración: 1 hora, para 4 personas.

 

Ingredientes
1 paquete de masa brisa o quebrada. Para el relleno: 1 cebolla, 1 diente de ajo, 50 g de bacón, 200 g de espinacas, 50 g de champiñones, 100 g de queso azul, 100 g de tomatitos cherry, 200 ml de nata para cocinar, 2 huevos, aceite de oliva y sal.
Elaboración:
1. Coloca la masa brisa sobre un molde de silicona, previamente engrasado. Cubre la masa con papel sulfuri-zado y luego con legumbres secas, para que la masa no levante demasiado. Introduce el molde en el horno, a 180º durante 15 minutos.

2. Mientras, pela y pica la cebolla, el ajo y el bacón. Sofríelo en una sartén con un poco de aceite; una vez po-chados, añade las espinacas lavadas y escurridas. Saltea todo junto durante unos minutos, retira y reserva.

3. En la misma sartén con un poco de aceite sofríe los champiñones, lavados, cortados y sin tierra, hasta que estén dorados, en el último momento añade los tomates cherry.

4. En un bol bate los huevos, añade la nata y mézclalo todo bien con unas varillas. Añade las verduras previa-mente salteadas. Rectifica de sal.

Sirve el relleno sobre la masa brisa ya horneada y sin legumbres. Distribuye por encima el queso en trocitos y vuelve a introducir el quiché en el horno, a la misma temperatura, otros 15 ó 20 minutos. Pincha con un cuchillo o palillo para comprobar que está cocido.