Hace unos días os hablábamos del poder que tienen las tendencias en alimentación para cambiar nuestros hábitos de consumo. La forma de interactuar de los consumidores con las marcas de alimentación, los supermercados y los alimentos  cambian constantemente y entre tanto, las marcas luchan entre si para conseguir ser las favoritas de los consumidores y recuperar la confianza perdida tras diversos sustos y escándalos alimentarios. Cada año las tendencias que afectan a la industria de la alimentación son diferentes y, en parte, las marcan las necesidades de los consumidores. Para este año 2014 las tendencias en materia de alimentación podríamos resumirlas en cinco:

8671568883_a44477af64_b
©Migle/ Creative Commons

Lo más simple nos gusta más.
Los consumidores buscamos más lo casero y las elaboraciones simples pero con ingredientes de calidad y más saludables.

Snacks saludables. 
Por el ritmo de vida que llevamos el picoteo entre horas está a la orden del día y las opciones de aperitivos más sanos y bajos en calorías, o los productos con sabores fuertes y picantes ganan adeptos.

Supermercados convertidos en escuelas de cocina.
Con el afán de crear comunidad y fomentar el uso de sus productos, los supermercados ofrecen nuevos servicios para enseñar a cocinar y conocer los hábitos de compra de los consumidores. Encontraremos los productos e ingredientes de un determinado supermercado junto con a su receta y así llegar mejor a los potenciales compradores. Véase la genial apuesta de DIA con su www.demoslavueltaaldia.com o la propuesta de Lidl www.lidl-recetas.es.

Packagins evolucionados.
Los consumidores quieren saber más sobre lo que compran y comen y, normalmente, toda esa información no cabe en una simple etiqueta. Podemos encontrarnos con productos con superficies táctiles que muestran información adicional además, de utilizar la tecnología, como apps en móviles y tablets, para que los consumidores conozcan más acerca de los ingredientes o productos que consumen e incluso su trazabilidad.

iStock_000029419804Small

Cocina, compras y tecnología.
Confiamos en la tecnología a la hora de meternos en harina por simplicidad y ahorrar tiempo; dejamos en manos de nuestros smartphones y tablets el momento de hacer nuestra compra en supermercados. En una reciente encuesta de la empresa ConAgra Foods, un tercio de los consumidores encuestados declararon haber usado su teléfono móvil mientras compraban en el supermercado, a menudo para referirse a listas de compras y recetas. La tecnología seguirá desempeñando un papel importante para los compradores y la tecnología ofrecerá la posibilidad de seleccionar una receta, ordenar los ingredientes y revisar su disponibilidad desde dispositivos móviles o pantallas táctiles. Igualmente en casa utilizaremos esa misma tecnología para ayudarnos a elaborar recetas y preparaciones.

Todas estas tendencias que afectan a la industria de alimentos en ningún momento dejan de lado la intención de reducir la ingente cantidad de desperdicio de alimentos y se centran en recuperar la confianza de los consumidores En definitiva, los consumidores tenemos la última palabra y debemos ser los beneficiados de unos alimentos de calidad.

Nuestra Newsletter para Food Marketers
Tus datos no serán cedidos a terceros. Lo prometemos :)