Este fin de semana se celebra una de las fiestas más coloridas y vistosas: las Fiestas de Moros y Cristianos. En Gastromedia hemos dudado entre dividirnos en estos dos bandos y vestirnos a tal efecto pero finalmente hemos decidido celebrar esta fiesta como mejor sabemos: cocinando y comiendo. Y para ello, vamos a preparar unas bastelas de pollo.

Si tu no estás por la labor de ponerte un turbante árabe o un jubón cristiano, te proponemos que prepares este delicioso plato de la cocina marroquí. Y es que las bastelas de pollo es uno de los platos más refinados de esta gastronomía. En su receta original se utilizaba paloma, pero hoy en día se ha sustituido por el pollo. También puedes elaborar bastelas con otros rellenos como carne picada o pescado y marisco.

Aunque te parezca que la receta tiene una gran elaboración, verás que no resulta complicada de hacer. Y puedes dejar el relleno hecho para montar después con la pasta brick. Además podrás comer las bastelas de pollo frías o calientes.

La mezcla de sabor dulce y salado, junto con la canela te cautivará y comprenderás por qué es un plato digno de una gran fiesta.

Bastelas de pollo

Receta de Bastelas de pollo

Ingredientes

350 g de carne de pollo sin hueso, 350 g de cebolla pelada, unas briznas de azafrán, unas vueltas de pimienta negra molida, 1 cucharadita de jengibre en polvo, 1 palo de canela, 1 cucharadita de cúrcuma, 80 ml de agua, 2 huevos, 2 cucharadas de cilantro picado, 1 cucharada de perejil picado, 1 cucharadita de sal, 65g de almendra frita o tostada pelada, 15g de azúcar, 90g de pasta brick y mantequilla.

Elaboración

Mezclar en una olla exprés, la cebolla cortada menuda con el pollo y las especias, llenar con el agua y cocinar durante 20 minutos. Dejar enfriar.

Desmenuzar el pollo y, mientras tanto, reducir a máxima potencia el caldo generado durante la cocción. Añadir los huevos batidos, la sal y el cilantro con el perejil, remover constantemente hasta que cuaje y no quede líquido alguno.

Añadir el pollo, las almendras molidas y el azúcar, corregir el punto de sal y dejar escurrir la posible humedad.

Recortar la pasta brick en grandes cuadrados (12cmx12cm). Untar con mantequilla una de las caras y poner dentro de un molde bajo, dejando en contacto la mantequilla con el molde y el interior sin ella. Rellenar con parte del pollo desmigado, cerrar uniendo las esquinas y volver a repetir la operación con otro cuadrado untado en mantequilla, dejando atrapado el primer relleno de brick.

Disponer sobre una bandeja de horno con papel especial y repetir la operación hasta acabar con el relleno.

Hornear 20 minutos a 120º C. Luego hornear a 160º C hasta dorar.

5 razones para elaborar esta receta

1. Exquisitez marroquí. La bastela es uno de los platos más típicos de Marruecos y una forma de conocer su gastronomía.

2. Deliciosa pasta brick. Esta pasta es un poco más resistente que la pasta filo y la encontrarás en muchos supermercados. Te recomendamos no poner muchas capas porque no quedaría crujiente.

3. Un salvapantallas muy chulo. Te regalamos la imagen de esta receta, que te puedes descargar aquí, para que puedas ponerla de salvapantallas, regalarla o imprimirla. Lo que tu quieras.

4. Si eres del bando de los moros. Además de las bastelas de pollo puedes preparar un tajine de pescado y beber té con hierbabuena.

5. Si eres del bando de los cristianos. Puedes preparar otro plato “más cristiano”, por ejemplo una paella, y así tener la representación completa de esta fiesta en tu mesa.