El verano es tiempo de probar ese nuevo cóctel que ha creado la terraza de moda de tu ciudad o esa combinación genial del chiringuito más fashion de la playa donde pasas tus vacaciones. También es tiempo de organizar cenitas en casa o tomarte la última en la terraza de tu amigo. Por eso es tiempo de que saques la coctelera y aprendas a preparar este Bloody Mary de sandía.

¿Bloody Mary? Pero eso es una bebida viejuna ¿no? Llámala viejuna o simplemente cóctel clásico. En cualquier caso gracias a los hipsters ha vivido una resurrección, si es que alguna vez estuvo muerta. Se prepara a base de zumo de tomate, vodka, salsa Worcester, zumo de limón, tabasco, sal y pimienta negra. Su nombre evoca a la reina María I de Inglaterra, “la reina sangrienta”, que ordenó ejecutar a centenares de protestantes en el siglos XVI. La autoría del Bloody Mary apunta a un barman parisino, Fernand Petiot, que lo sirvió a unos clientes en 1921.

Si el tomate no te va mucho o quieres sorprender reinventando este clásico, apunta esta receta y prepara tu propio Bloody Mary de sandía. Más ligero que el tradicional y de paso te beneficias de todo lo bueno que te aporta la sandía: es buena para el corazón, es antioxidante, depurativa y está riquísima. Pero no queda ahí la cosa y si continúas leyendo verás que te damos cinco razones más para que prepares este cóctel.

bloody mary de sandía

Receta de Bloody Mary de sandía

Ingredientes

½ sandia pequeña 3 kg aprox. fría, 160 ml de vodka, 2 cucharadas de zumo de limón, salsa Perrins, tabasco, pimienta y sal.

Elaboración

Retirar las semillas de la sandia y triturar la pulpa. Hay que obtener unos 400 ml de jugo de sandia.

Mezclar con el resto de los ingredientes, el vodka, el limón, dos golpes de Perrins y dos gotas de tabasco, incorporar un pellizco de sal y un par de vueltas de pimienta. Mezclar bien servir en vasos con hielo.

Se puede decorar con juliana de apio o rodajas de lima.

5 razones para hacer un Bloody Mary de sandía

  1. Escarchar el borde del vaso. Confesémoslo, nos encantan las bebidas con el “borde saladito”, esa mezcla de sal y limón que nos hace relamernos cual pekineses. Es uno de los grandes placeres de la vida.
  2. Bebida depurativa. No diremos que es como un batido verde que te aporte nutrientes y te ayude adelgazar, pero no nos negaréis que la sandía es uno de los alimentos más diuréticos que existen. A mayor cantidad de vodka, mayor contenido calórico. Tú decides.
  3. Los cócteles molan. Solo con la palabra “cóctel” te transportas a un mundo de glamour, de camareros con pajarita, de fiestas llenas de estilo. ¿Te vas a perder esa sensación?
  4. Salvapantallas gratis. Descarga el salvapantallas de nuestro Bloody Mary de sandía aquí, y cuando mires tu ordenador, seguro que desconectas durante unos minutos pensando en el donde o con quien te lo tomarías.
  5. Inspírate. Haz tu propio bloody mary con los ingredientes que más te gusten. Puedes basarte en nuestro Bloody Mary de sandía o en este Blody Brew de El Comidista. La imaginación (y el paladar) son el límite.