España es un país lleno de tradiciones gastronómicas y de productos de calidad. En este sentido hay emprendedores que han sabido, con un simple giro de tuerca, sacar una idea innovadora basándose en ellas y crear un producto totalmente diferente y adaptado a las nuevas tendencias. Es el caso de Butifarring, una nueva marca de bocadillos que ofrece a sus clientes la butifarra de toda la vida con un concepto gourmet.

butifarring

La idea llevaba gestándose mucho tiempo cuando Eric Camps, socio fundador de Butifarring, comenzó a pensar en un producto con el que ofrecer bocadillos de primera calidad y con una presentación cuidada. Fue así como nació este nuevo concepto, gracias al cual en diciembre de 2013 se abrió el primer establecimiento que lo comercializa.

El concepto del fast food está cambiando, y en Butifarring quieren ser partícipes de ello. Butifarra gourmet cocida al horno de brasa con carbón vegetal y sarmiento, un proceso con el que consiguen aportar “un sabor y olor único en el segmento de los bocadillos”.

butifarring-local

La expectativa está servida y, desde luego, no pinta nada mal. Según sus fundadores, esperan abrir cinco nuevos puntos de venta y expandir la marca por todo el país a través de la creación de franquicias. Sin duda, un ejemplo de cómo el saber hacer junto a la innovación pueden convertir un producto de toda la vida en una idea diferente, atrevida y que, a su vez, nos deje con un buen sabor de boca.