Hoy es el Día de Portugal y nos ha parecido una excusa excelente para cocinar alguno de los platos típicos de la cocina de nuestro país vecino. Es pensar en Portugal y se nos vienen a la cabeza el bacalao, el pulpo o polvo, los pasteles de Belém, las sardinas…¡uhmm! Una deliciosa gastronomía que tiene mucho por descubrir empezando por esta receta de bacalao doré.

El bacalao es sin duda la estrella de su cocina, ya que lo cocinan de mil formas, pero la receta del bacalao dorado (bacalhau à Brás), es quizá la más conocida. Y con esta receta que os proponemos lo vais a poder saborear sin pasar mucho tiempo en la cocina. Patatas, bacalao desalado, perejil, aceitunas, huevos o cebolla son los ingredientes de este plato, que posiblemente tengas ya en tu nevera.

Para que te luzca este plato de bacalao tan portugués, te sugerimos que lo presentes tal y como puedes ver en la imagen, cuyo salvapantallas te puedes descargar aquí. En un cesto de pasta brick. ¡Ya verás que chulo va a quedar!

Si quieres ampliar el homenaje a Portugal, puedes preparar como entrante un pulpo o polvo al horno (polvo à Lagareiro) o a la parrilla (polvo na brasa). También puedes incluir una tabla de quesos con denominación de origen de Portugal. Y por supuesto no puede faltar alguno de los famosos postres de este país que se caracterizan por ser muy dulces y por elaborarse con huevo.

Si te gusta como a nosotros comer bien, es tu día, No tendrás mejor excusa, para invitar a familia o amigos y dar buena cuenta de esta receta de bacalao doré.

BACALAO_DORE

Receta de bacalao doré

Ingredientes

4 cestos de pasta brick, 400 g de bacalao desalado, 6 huevos, 2 patatas, 4 pimientos del piquillo, 1 cebolla mediana, aceite de oliva, 1 diente de ajo, 12 aceitunas negras deshuesadas, perejil y sal.

Elaboración

Pelar y laminar muy finas las patatas. Picar en bastones muy finos, lavar y secar. Reservar. Freír a fuego medio en abundante aceite caliente hasta que dore la patata, escurrir y dejar sobre papel absorbente para retirar el exceso de aceite.

Picar la cebolla muy menuda y pochar con 3 cucharadas de aceite de oliva. Cuando torne transparente, añadir el ajo muy picado, rehogar un poco y agregar el bacalao desmigado sin piel ni espinas. Espolvorear de perejil picado, incorporar las aceitunas negras troceadas y lonchas de pimiento del piquillo. Añadir los huevos semi-batidos y bajar el fuego al mínimo. Justo antes de terminar de cuajar, agregar las patatas paja y remover el conjunto.

Servir inmediatamente con perejil fresco sobre los cestos de pasta brick.

5 razones para cocinar esta receta

  1. Conocer la gastronomía portuguesa. A pesar de ser nuestro país vecino, su cocina es la gran desconocida. Esta receta, y algunas más son una buena oportunidad para cocinar alimentos que utilizamos en nuestra gastronomía de una forma diferente.
  2. Comer bacalao no solo en cuaresma. Es una excusa perfecta para comer este riquísimo pescado sea la época que sea.
  3. Escuchar un fado. No te podrás resistir a poner de música ambiente esta típica y melancólica música portuguesa que te transportará al Barrio Alto de Lisboa.
  4. Maridar con algún vino portugués. Un vinho verde para acompañar el plato de pescado y un oporto para el aperitivo de antes son perfectos para esta comida.
  5. Y de remate un pastelito de Belém. Si eres tan goloso como los portugueses no te podrás resistir a probar uno de los postres típicos de Lisboa para poner la guinda a esta receta.