Imagen de la palabra FOOD escrita con donuts y nata

Comemos con los ojos con la misma intensidad que devoramos pixeles. El foodporn campa a sus anchas en Instagram, la alta cocina ha echado raíces en las parrillas de televisión y las recetas se multiplican en la blogosfera. La gastronomía digital ha alcanzado su apogeo, y pasados esos primeros tiempos en que los chefs se echaban las manos a la cabeza cada vez que un comensal sacaba el móvil para inmortalizar el plato, la pregunta es…

¿Y ahora qué?

Tras  el boom inicial, toca afinar bien el tiro, buscar nuevas formas de sorprender y conectar, y aprender a entender la complejidad de un mercado ya maduro y al mismo tiempo en constante reinvención, en el que el contenido de calidad sigue siendo la piedra angular. Aquí te dejamos algunas claves para sacarle partido a las redes sociales

Marca tus objetivos, define una estrategia digital y planifica tu presencia: tu negocio no son las redes sociales, éstas sólo son una forma de comunicar, de darte a conocer, de conocer a tus consumidores y de interactuar con ellos. Estar por estar no tiene ningún sentido y tendrás que valorar muy bien los recursos que vas a invertir (en forma de tiempo y dinero) y tener claros los resultados que puedes esperar. Tener claros los objetivos de tu presencia digital te ayudará a planificar mejor tus acciones y a obtener resultados.

Céntrate en tu marca pero enfócate en tu público: investiga sus necesidades y crea contenido útil e interesante para quien lo va a leer. Ayuda a tus consumidores en lo que puedas, hay que dar para poder recibir. Si tu contenido conecta con los problemas de tu audiencia, es más probable que decidan consumirlo y compartirlo, amplificando así el alcance de tu mensaje. Si te posicionas como un negocio que les ayuda, estarás consiguiendo crear un vínculo duradero con ellos que va mucho más allá de las ofertas y los precios. Por ejemplo, la cadena de restaurantes Panera Bread sabe que muchos de sus clientes están preocupados por llevar una vida saludable, así que en Pinterest les propone un tablero llamado “Cuídate, mantente sano para estar feliz” con contenidos sobre alimentación saludable y rutinas de ejercicio.

social media example good practice

Diversifica: Facebook y Twitter no son tus únicas opciones. Instagram es una excelente candidata para el branding si dispones de imágenes de calidad de tus platos o productos, y la red que más crece entre los adolescentes, así que si ellos son tu público objetivo, no lo dudes. En la misma línea, aunque con un público más adulto, está Pinterest, una referencia para la búsqueda de recetas 2.0 y una alternativa interesante si en lugar de imagen de marca tu objetivo es obtener tráfico, dado que sus fotografías  enlazan directamente a la web de origen.  Y en Estados Unidos ya han apostado por su propio buscador interno de recetas. Existen también redes sociales especializadas en alimentación a las que te puede interesar echar un vistazo. Pero, recuerda que no se trata de estar en todas las salsas sino de conocer las alterativas y elegir las plataformas más adecuadas a tu público y a tus propios recursos para ofrecer contenido de calidad  y la mejor atención posible.

Logosredes

Explora las herramientas que ofrecen las redes: Si decides apostar por Instagram aprende a utilizar las etiquetas con más tirón en el mundo de la alimentación, como #foodporn, #yummy o #instafood.  Y siempre, y en cualquier red, cuida la calidad de tus imágenes: iluminación y estética de la composición y calidad del archivo. Si no, toma buena nota,  de las fotos de ‘Pescadería Coro Sotero’, que saben sacar guapos hasta los pescados.

Instagram-Pescado

Aprovecha la actualidad: si Twitter es tu principal baza y tienes el tiempo y los recursos suficientes, trata de no perder de vista aquellos TT relacionados con tu sector o que son una buena ocasión para participar de forma creativa. El famoso caso de Oreo durante el apagón de la Super Bowl o el de las chocolatinas Snickers a raíz del mordisco de Luis Suárez a Chiellini durante el Italia-Uruguay el mundial de fútbol son dos grandes ejemplo. Lo de dar los buenos días todos los días y meter los TT con calzador en cualquiera de tus tuits mejor olvídalo, porque conseguirás el efecto contrario.

oreo

tuit-chocolatina

Prueba cosas diferentes: Saca jugo a las posibilidades del mundo digital ¿Quién dice que el café no puede ser el protagonista de una ‘película’ viral de amor? ¿Que no puedes pedir comida a domicilio con un simple tuit? ¿informarte sobre un alimento con un código QR que además es comestible? Pues todo eso ya está pasando. El solicitadísimo restaurante danés ‘Noma’, considerado uno de los mejores  del mundo, aprovecha Twitter para anunciar la cancelación de última hora de alguna de sus mesas, cuando raramente ocurre.  En California es posible saber la procedencia del pescado de un local de comida japonesa a través de un código lleno de información y sabor. Y Telepizza  consigue que encargar una 4 quesos sea tan simple como  tuitear “quiero #lodesiempre”. Y lejos de los de siempre, este corto, que lleva el concepto de publicidad emocional-y viral- a su máximo esplendor, y para el que se utilizaron 1.000 tazas de café.

Si quieres distinguirte en las redes sociales, y no pasar desapercibido, define bien tus objetivos y prueba a ser auténtico, prueba a ser distinto.

Si trabajas en el sector de la alimentación o la gastronomía, toma nota de estas ideas y adáptalas a tu caso. Si lo necesitas, nosotros podemos echarte una mano: estudiaremos tu marca para aconsejarte sobre las mejores opciones para tu producto en el mundo digital y te ayudaremos a llevar el plan a cabo.