Imagen de la palabra FOOD escrita con donuts y nata

 

Decides que vas a cuidarte y te prohiben de todo: prohibido picar entre horas, prohibidos los fritos, prohibidos los donuts… Los proscritos, esa comida que desaparece de tu cocina cuando quieres cuidar tu salud y tu peso… desaparecen de tu cocina sí, pero no de tu mente. No hace falta más que que te digan: “no puedes tomar esto” para que te entren ganas de comerlo, ¿a que sí?.

 

donuts olímpicos

 

Nosotros decimos: “prohibido prohibir”, porque a menos que tengas un problema de salud que lo desaconseje, no está mal disfrutar de vez en cuando de estos pequeños placeres gastronómicos que nos hacen felices un rato.

Y puestos a darte el capricho, debes comerlos bien. ¿Has pensado la cantidad de cosas que puedes hacer con un donut? Puedes comerlos sin más, de un bocado, pero también puedes bañarlos en crema, abrirlos y rellenarlos, o usarlos como panecillo para una hamburguesa… Abre tu mente, y disfruta.

 

donut relleno con crema y chocolate

 

hamburguesa con panecillo de donut

donut con helado

Por supuesto es fundamental cuidar nuestra alimentación para llevar una vida saludable como uno de los pilares de una vida feliz. Pero una dieta saludable es una dieta variada y equilibrada, donde tienen cabida todo tipo de alimentos, incluso esos pequeños placeres prohibidos que satisfacen cuerpo y mente. Así que no lo pienses más, anímate, coge un donut y disfrútalo conscientemente.