En unos días celebraremos la fiesta de Halloween y para que no tengas el alma en vilo y te pegues un susto de muerte cuando llegue el día de organizar una cena temática y tú no hayas preparado nada, te vamos a contar algunos secretillos de nuestros chefs para conseguir unos platos terroríficamente deliciosos. Toma buena nota de estos consejos para decorar recetas en Halloween.

Ante todo no hay que saber interpretar muy bien el concepto de “comida terrorífica”. No se trata de que tus comensales pillen una salmonerosis o cualquier otra indisposición intestinal. Se trata de buscar un atrezzo y un emplatado para presentar la comida en la mesa y de hacer una especie de trampantojo de miedo con la receta. Y sobre todo disfrutar cual aquelarre de brujos comiéndola.

Es fundamental crear un ambiente propio de un cementerio o del castillo de Drácula para causar más impresión a tus invitados. Para ello ármate de velas negras, arañas de goma, calabazas, esqueletos, y todo aquello que te recuerde a tus peores pesadillas de pequeño. Puedes encender los ordenadores y colocar el salvapantallas que te regalamos y que te puedes descargar aquí. Y por último, busca alguna peli de terror clásica, de esas en las que la protagonista grita mucho y hay un loco enmascarado y tendrás el éxito asegurado.

Halloween 2016

A la hora de cocinar, puedes conseguir “tu efecto Halloween” con los siguientes trucos:

– Dedos de bruja: quedan perfectos con salchichas de frankfurt a los que se les hacen unos cortes para imitar las falanges y se les añade un trozo de cebolla a modo de uñas. También puedes hacerlos cocinando unas galletas con la forma de los dedos y colocando una almendra para simular las uñas.

– Mini momias: las salchichas también te pueden venir muy bien si quieres simular unas momias: se envuelven con hojaldre, que simulan las vendas y ¡ni Boris Karlof!

Sangre: Esta te la sabes seguro y es que el efecto kétchup no falla. También da el pego la mermelada de tomate…

Sesos: si quieres simular un cerebro o unos sesos nada mejor que un calamar. Para eso limpia los calamares, retira las partes duras y tritura el resto con sal y pimienta. Introduce el puré de calamar en una manga pastelera con una boquilla fina y ya puedes utilizarlo para crear tus sesos.

Patas de araña: quedan perfectas con regaliz.

Ojos: La gelatina es perfecta para conseguir unos ojos sospechosos. Rellenas una cubitera con forma redonda, congelas y desmoldas. Después con colorante puedes dibujar las pupilas y el iris.

– Telarañas: Puedes crearlas con el mítico algodón de azúcar o para decorar una tarta por ejemplo, dibujarla con una manga pastelera llena de chocolate blanco.

Tumbas: las puedes crear con galletas o hacer sándwich con esa forma.

Y si necesitas más inspiración aquí te dejamos una serie de recetas terroríficas para que puedas preparar a tus invitados un auténtico banquete digno de la Familia Adams:

¡Feliz Halloween!

Nuestra Newsletter para Food Marketers
Tus datos no serán cedidos a terceros. Lo prometemos :)