No hay imagen más veraniega, que un chiringuito de playa, con su barca llena de arena en la que se está haciendo una espetada, y tu ahí, plantado con los pies en la arena, tu cervecita bien fría y aspirando el olor de las brasas y las sardinas. Y es que los espetos son al verano lo que el cordero asado a la navidad.

Espetar, significa ensartar pescado, tradicionalmente sardinas, en finas y largas cañas, para asarlo con leña en la arena de la playa. El espeto o espetada es un plato típico de la cocina malagueña, aunque ya podemos verlo en muchas zonas del litoral español.

Si quieres preparar unos auténticos espetos para montarte todo un festín playero, toma nota de estos consejos para organizar una espetada y de paso descárgate nuestro salvapantallas aquí para ir haciendo boca.

Tips para preparar unos auténticos espetos

  • Mantener las sardinas frescas en hielo en una caja de corcho. De esta forma se consigue endurecer la sardina y al ensartarla en la caña, no se deshace.
  • Intentar que todas las sardinas tengan aproximadamente el mismo tamaño.
  • Ensartar la sardina por el lomo, debajo de la espina. Clavar la caña en la arena y echar sal gorda.
  • El tiempo recomendado para asar las sardinas es de 4 minutos, y es importante tener en cuenta el grado de inclinación del espeto respecto al fuego. ¡No se vaya a carbonizar!
  • Colocar las sardinas a barlovento: el aire tiene que soplar en dirección a las brasas y no desde las brasas hacia el espeto. ¡No se vaya a carbonizar, de nuevo!
  • De julio a septiembre. Y es que ya lo dice el dicho “las mejores sardinas, de virgen a virgen”, refiriéndose a Virgen del Carmen (16 de julio) y la Virgen de la Victoria (8 de septiembre). En esta época la sardina acumula una capa de grasa que la hace aún más sabrosa y suave. También se recomienda comer sardinas en los meses que no tienen “r” (mayo, junio, julio y agosto).
  • Otros pescados. Las sardinas son el pescado tradicional para hacer una espetada pero también puedes hacer espetos con dorada, lubina, jurel, incluso brochetas con calamares, carnes o verduras.
  • Las cañas verdes son mejores. Lo ideal es coger cañas salvajes de las que crecen en arroyos junto al mar. Las cañas de azúcar se deben cortar en trozos de la misma longitud y luego por la mitad. Se afilia la punta de la media caña y se colocan en cubos con agua para que se humedezcan y no se quemen al colocar sobre las brasas.

espeto de sardinas

5 razones para preparar espetos

  1. Chuparte los dedos. Los espetos se comen con las manos. Así que date el gustazo de hacerlo y después chuparte los dedos. Eso si, procura tener muchas servilletas de papel a mano.
  2. Maridaje perfecto. Una cerveza bien fría o un tinto de verano son las bebidas que más le van a una espetada.
  3. Comer en la playa. A no ser que vivas en una localidad costera, pocas veces tendrás el placer de comer algo tan delicioso frente al mar.
  4. Beneficios del pescado. Si optas por el tradicional espeto de sardinas, te beneficias de todas las propiedades del pescado azul: antioxidantes, omega 3, sales minerales, entre otras.
  5. En la mejor compañía. Los espetos son una de las comidas más entretenidas que puedes preparar con amigos o familiares. Os echaréis unas risas y comeréis bien ¿Qué mejor plan playero que ese? :G
Nuestra Newsletter para Food Marketers
Tus datos no serán cedidos a terceros. Lo prometemos :)