Son muchas las marcas de alimentación que se han adentrado en el mundo del marketing de contenidos mediante la creación de un blog para hablar de contenidos interesantes sobre sus productos. Muchas han optado por la redacción de posts alabando las bondades del producto, de su origen, así como el saber hacer de la marca, y otras tantas se han decantado por la producción de fotografías de recetarios y videorecetas para dar ideas sobre cómo utilizarlos para sacarles más provecho. Hay varias preguntas que a todas las marcas de alimentación les rondan una vez han puesto o van a poner en marcha su blog: ¿Y ahora qué? ¿Cuánto debo actualizarlo? ¿Qué debo publicar? ¿Cómo lo organizo? ¿De dónde saco el contenido?

Antes de contestar estas cuestiones, vamos a resolver estas otras que son fundamentales para dar una respuesta coherente a las anteriores. Así pues, tendrás que tener claro:

¿Qué tipo de contenido publicas?

Si los contenidos que generas van dirigidos a saciar a una audiencia cuyo objetivo es estar al día de todo lo que pasa en tu sector, el tipo de contenidos será a modo de noticias por lo que implica publicar varias veces al día. Ahora bien, si tu empresa de alimentación lo que elabora son contenidos originales para enseñar cómo se puede aplicar tu producto, y lo haces con videorecetas, videoconsejos o ilustraciones, este tipo de contenido podrá ser publicado con menos frecuencia. Y es que seguramente tu público objetivo tarde unos días en digerirlo y ponerlo en práctica.

entrada-de-un-post

¿Quiénes son los lectores de tu blog? ¿Les cuesta digerir los contenidos de tus posts?

¡La famosa audiencia! Si aquí también juega un papel fundamental, porque dependiendo de cómo sea y de su comportamiento, así has de tenerlo en cuenta en tu plan de contenidos. ¿Son usuarios jóvenes que le dedican poco tiempo a la lectura y prefieren el formato audiovisual? ¿Son usuarios que buscan información detallada y exhaustiva de tus productos porque tienen problemas de salud con ciertos alimentos? ¿Son usuarios cuyo tiempo de visita en tu blog es alto porque van enlazando post tras post? ¿Son usuarios a los que les gusta descargarse el contenido que publicas para poder almacenarlo en sus dispositivos móviles o en sus escritorios? Todas esta información y más nos la dan las herramientas de analítica web que nos dan pistas sobre el comportamiento de nuestros usuarios, así como datos sociodemográficos.

¿Con qué recursos cuentas?

Se escucha mucho que la frecuencia ideal de publicación es la de 1 post al día, pero en realidad siendo una marca de alimentación, no una agencia de noticias internacional ¿tenemos tanto que decir?, ¿aumentaremos tanto la visibilidad de la marca si escribimos mucho? Hablar por hablar no aporta valor. Sin duda la frecuencia es un duro caballo de batalla, la adecuada es siempre la que se pueda sostener a largo plazo. En cualquier caso el “qué” es siempre más importante que el “cuánto”. Es por eso que hay que aprovechar bien los recursos con los que cuentas. Redacta posts con efecto WOW, y haz que tu audiencia espere ansiosa su publicación. Si para conseguirlo has de publicar 1 cada 15 días… ¡hazlo! Ellos esperarán tu post como agua de mayo, por lo que la frecuencia aquí pasa a un segundo plano. Haciéndolo así conseguirás que tu público objetivo tenga una vinculación especial con tu marca.

Una vez tengas claras estas cuestiones básicas, estarás listo para buscar temas interesantes para tu blog:

¿De dónde saco los temas de los que hablar?

Has de ser capaz de conocer que temas son los que resultan más interesantes para tu audiencia. Para ello podemos hacer varias cosas:

– Ver los temas de los que habla tu competencia y ver los artículos que más comentarios y más veces se ha compartido por los usuarios.

– ¡Pregúntale a tu audiencia! Pregunta a tus lectores qué temas son los que más les interesan o les gustaría recibir más información. Conocer sus intereses y escribir sobre ellos es dar con la tecla.

Busca en Google qué temas, relacionados con tu sector, son los más demandados o buscados en el país en el que operas. Para ello puedes usar una herramienta gratuita llamada Google Trends. Tan sólo has de introducir palabras y esta herramienta te compara las búsqueda que ha tenido en el periodo de tiempo y país que hayas elegido. De esta manera podrás sacar un listado de ideas sobre posibles temas sobre los que escribir. ¡Ponte a ello!

google-trends

¿Cómo organizo la publicación de mis posts?

P L A N I F I C A… Haz un plan de contenidos. Esta tan fácil como coger un calendario e ir marcando los días de publicación y el tema del que se va a hablar. Cúmplelo a rajatabla y te será más fácil abordar esta tarea.

calendario-de-contenidos

En resumen, no hay una frecuencia establecida para garantizar las visitas a tu blog, lo mejor es ser constante, y siempre y escribir artículos de calidad que le gusten a tu audiencia. ¡Haz que realmente merezcan la pena la espera! La clave para tener muchos seguidores es conocer a tus lectores y saber determinar personalmente cada cuanto debes publicar dependiendo de tu tipo de contenido y tu audiencia.