En la primera parte de este artículo hablamos sobre los distintos tipos de contenidos que una marca puede incluir en su estrategia de redes sociales. En esta segunda parte, vamos a profundizar en cómo determinar el estilo y tono en redes sociales, vamos a ver cómo podemos hacer que nuestros perfiles sociales cuenten una historia, una vez que hemos decidido sobre qué temáticas vamos a hablar en nuestras redes sociales.

¿Quiénes son nuestros usuarios?

Un paso fundamental a la hora de plantear cualquier estrategia de marketing, es definir el target al que va orientada nuestra comunicación. Si esto es importante en cualquier acción de marketing, las redes sociales no son una excepción. Antes de iniciar nuestra andadura en redes, es de vital importancia que definamos correctamente a qué usuarios queremos impactar con nuestros contenidos.

Tenemos que saber quiénes son nuestros usuarios para poder desarrollar una estrategia de comunicación en redes sociales que conecte con ellos.

¿Dónde están nuestros usuarios?

Una vez sepamos quiénes son nuestros usuarios, tenemos que ver dónde están. Cada red social tiene perfiles socio-demográficos distintos y antes de empezar, debemos sondear las distintas plataformas para ver donde están los usuarios que queremos que reciban nuestra comunicación.

Para conocer dónde están nuestros usuarios, un recurso valioso son los estudios de redes sociales que cada año realiza el IAB (Interactive Advertising Boureau) y que puedes encontrar en su web www.iabspain.net

¿Cómo son nuestros usuarios?

Ya sabemos a quién queremos dirigirnos, y dónde podemos encontrarlos, nos falta saber cómo son. Tenemos que averiguar qué les preocupa, qué les gusta, cómo hablan, etc.

Un ejercicio muy útil a la hora de definir nuestra estrategia es definir perfiles “reales” de los usuarios a los que vamos a dirigir nuestra comunicación. Para ello, puedes darte un paseo por las diferentes redes identificando a usuarios que podrían estar interesados en nuestros productos o servicios. Interésate por saber qué escriben, a qué se dedican, qué tipos de contenidos comparten, etc. Una vez que hayas hecho este ejercicio de indagación, escribe una descripción de los distintos tipos de perfiles a los que vas a dirigir tu comunicación.

Eduardo tiene 32 años, está casado y trabaja como contable en una gran empresa. Eduardo es un gran aficionado al cine y las series, suele compartir su opinión sobre los últimos capítulos y debate con sus amigos sobre series. Le gusta cocinar recetas sencillas y tomar fotografías que comparte en twitter e instagram. Eduardo hace la mayoría de sus comentarios en un tono jocoso y desenfadado, pero siempre con educación. Suele interactuar con marcas, siempre que éstas le traten de forma personalizada y sin excesos de formalismo.

¿Quién es nuestro perfil?

Una vez que tengamos claro quiénes son nuestros usuarios, dónde están, qué les gusta y cómo hablan, es momento de que decidamos cómo vamos a interactuar con ellos. Hemos de usar las historias que elaboramos en el paso anterior para construir un perfil de marca que encaje con ellos, como una persona encaja en un grupo de amigos.

Las redes sociales son de los usuarios y las usan para hablar con otras personas, las redes sociales son una gran conversación global. Debemos tener esto muy presente a la hora de decidir qué tono vamos a usar en nuestros canales, porque los usuarios a los que queremos llegar necesitan sentirse identificados con nosotros, no sólo porque consumen nuestros productos o nos conocen desde hace tiempo, sino también por cómo somos y cómo decimos las cosas.

Pedro

Al igual que hicimos con los usuarios, ponle una edad a tu perfil, decide qué cosas le gustan a tu perfil y cómo habla con sus seguidores. De esta forma práctica habrás definido el estilo y tono de tu marca en redes sociales, habrás elaborado la historia que contarán tus perfiles sociales, y tendrás un documento que será de vital importancia para que tu community manager pueda desarrollar una buena estrategia en redes sociales.