GF063747 (1)

Los perfiles de marca que consiguen grandes niveles de interacción en redes sociales, ofrecen a sus usuarios un mix de contenidos que reflejan sus valores y consiguen “enganchar” a una comunidad de usuarios.

A la hora de mantener altos niveles de interacción, es muy positivo (y casi necesario) hablar de temas que giran alrededor de nuestra marca y que reflejan su carácter y el de nuestros seguidores. Algunos perfiles llegan a convertirse en auténticos content curators a la hora de hablar de cuestiones que orbitan en torno a sus productos, pero que no están directamente relacionados con su actividad. No queremos decir que no hables de tu producto, queremos decir que el mix de contenidos que ofrezcas  tiene que guardar un equilibrio.

ContentMix

Los usuarios usan las redes sociales para divertirse y encontrar información útil, y se aburren con los perfiles que disparan información sobre sus productos en modo metralleta. Los usuarios demandan sensaciones, vivir experiencias y para poder ofrecérselas, necesitamos abrir el abanico de posibilidades.

Para comenzar a elaborar nuestra estrategia, vamos a establecer tres grandes categorías a la hora de hablar de contenidos para redes sociales: El product content, el branded content  y el relational content.

Branded content

Dentro de esta categoría incluiremos contenidos que están directamente relacionados con nuestra actividad, sin hablar directamente de nosotros. Si vendemos garbanzos, hablemos de recetas con garbanzos, del origen de los garbanzos y de cómo se usan los garbanzos en las diferentes cocinas del mundo.

Este tipo de contenido nos dará imagen de especialista (¿acaso los usuarios esperan menos de alguien que vende garbanzos?), ofrecerá una imagen de confianza y nos pondrá en contacto con otros usuarios que trabajan en nuestro sector. A lo mejor incluso nos abre alguna posibilidad comercial.

¿qué branded content vamos a publicar?

Promotional content

En esta categoría englobamos todo el contenido que tiene que ver directamente con nuestro producto. Lanzamiento de novedades, campañas publicitarias, concursos, promociones en puntos de venta, etc. Este contenido es necesario, al fin y al cabo, aquí estamos para vender ¿no?

No debemos abusar de este tipo de contenido, o nos quedaremos más solos que la una, como decía Paracelso: “Nada es veneno, todo es veneno: la diferencia está en la dosis”

¿qué acciones de promotional content vamos a llevar a cabo?

Relational content

Esta categoría engloba los contenidos que están dentro de nuestro universo de marca. Es normalmente aquí donde se genera una buena comunidad de usuarios y donde podemos ofrecer experiencias y sensaciones distintas.

Sí, vendemos garbanzos, pero si a nuestros usuarios les gusta el cine ¿por qué no vamos a hablar de películas que reflejen nuestros valores?. Si a nuestra comunidad le apasiona la cocina

¿porqué no vamos ha hablar de platos maravillosos que hemos descubierto en internet? ¿sólo porque no llevan garbanzos?

¿que temas reflejan nuestros valores de marca?

Lo dicho, si queremos contar con una buena comunidad de usuarios, tenemos que quitarnos un botón de la camisa 😉

No os vayáis muy lejos, en breve, la segunda entrega: La personalidad y el tono de nuestros perfiles.

:G