experienciapremium

El pasado jueves 31 de mayo vivimos un momento mágico. Justo después de lanzar nuestra web, con los nervios del “directo”, con toda la maquinaria lista para comenzar a llevar nuestra mejor carne allá donde alguien quiera disfrutarla, nos juntamos con blogguers y amigos para vivir una experiencia premium y compartirla de una forma fresca y actual. Por cierto, nuestro hash tag es siempre #ExperienciaPremium

experienciapremium

El director de orquesta fue nuestro compañero de viaje Íñigo Pérez quien nos invitó a entrar en la cocina de su restaurante Urrechu, nos puso unos delantales – que por cierto, nos quedan muy bien a todos – y comenzó a llevarnos al país de la carne. Un lugar donde no caben mediocridades, donde la calidad es el pasaporte para poder entrar, y donde la amistad y cercanía entre proveedor y restaurador han sido la base del éxito de este cocinero vasco cuya pasión por la cocina y por lo que hace día a día atropella y engancha a todos.

experienciapremium

Ante la mirada expectante de los asistentes, todos con los móviles listos para emitir al mundo en directo la experiencia, un compañero de Urrechu comenzó a limpiar, deshuesar y porcionar un magnífico lomo de buey premium. Fue una experiencia constructiva ver la maestría con que, algo tan grande y atípico, se convertía en maravillosos chuletones con hueso y entrecots que, en abanico, iba extendiendo sobre el cris metálico delante de todos nosotros. Esto hizo que nuestro estómago empezara a enviar señales a nuestro cerebro; apetitosidad, jugosidad, ternura, sabor…

experienciapremium

En la cocina hacía calor y conforme pasaban los minutos, la carne se iba atemperando adquiriendo un brillo y un aspecto tierno y maleable, que según Íñigo es el ideal para cocinarlo correctamente. Si echamos un trozo de carne recién sacado de la nevera, es posible que la arrebatemos por fuera, nos quede menos jugosa y fría por dentro. Mientras que si echamos esa carne atemperada, la jugosidad y sabor serán sublime. Por cierto, ¿sabías que para quitar el sabor rancio a un chuletón con hueso hay que quitarle con un cuchillo la telilla que recubre el hueso? Se supone que cuando los compramos ya vienen limpios, pero por si acaso, un repaso con el cuchillo nunca viene mal.

experienciapremium

Terminado la experiencia en cocina, nos quitamos los delantales y nos sentamos en una gran mesa dispuesta junto a la cocina para que nosotros pudiéramos ver al equipo preparar nuestra cena y para que Urrechu nos viera las caras de felicidad mientras comíamos. Todo un trucazo.

experienciapremium

Comenzamos la cena con un delicado carpaccio de solomillo de buey con verduritas, y vinagreta y trocitos de queso.

experienciapremium

Continuamos nuestro viaje con una hamburguesa sobre queso brie bien fundido y teja de pan. Si el queso funciona bien con la hamburguesa, un buen brie le aporta una cremosidad y un sabor delicioso a la hamburguesa.

experienciapremium

El siguiente plato nos lleva al campo, con romero, rosti de patatas, ragú de verduritas y caracoles, y un estupendo entrecot al punto. La carne en su hábitat como dice Íñigo, quien trata en la mayoría de ocasiones de emular en sus platos el entorno donde el animal vive para crear así una sinfonía natural de sabores.

experienciapremium

El chuletón no podía faltar, al punto, fileteado, y en el plato, un pastel de patatas, crujiente por fuera y cremoso por dentro, acompañado por unos boletus salteados. Genial.

experienciapremium

Y para terminar, más recuerdos, y es que la magia de la cocina es hacernos viajar a lugares y momentos a través de los sabores, y la torrija jugosa con helado de café con leche nos transporta a todos a la merienda en casa de la abuela. Ummmm.

Acompañando a la cena de forma magistral disfrutamos de un vino tinto de Ribera del Duero de nombre Figuero y que estuvo a la altura en todo momento.

experienciapremium

Esto es Premiummeat, esto que hemos hecho hoy con blogguers y amigos no tiene porqué hacerse exclusivamente en restaurantes, esa es nuestra filosofía, la mejor carne ahora para que la podáis disfrutar en vuestra casa. De hecho, todos los comensales nos llevamos a casa una caja Premiumeat como si la hubiéramos pedido a través de la web para testar la experiencia Premium en casa.

Gracias a todos los que asistieron a esta #ExperienciaPremium y esperamos organizar más eventos donde trasladar nuestra pasión por la carne y por ofrecer una experiencia de calidad a aquellos que les gusta la carne.