Ayer se concedió el Premio Nacional de Gastronomía al Mejor Jefe de Cocina 2011 y el seleccionado fue el cocinero riojano Francis Paniego, del restaurante El Portal de Echaurren (Ezcaray).

Competía, en esta categoría, con el andaluz Ángel León (Aponiente, Puerto de Santamaría, Cádiz) y el catalán Jordi Cruz, Abac (Barcelona), que fueron nominados como finalistas.

Paniego experto en las cocciones a baja temperatura, se formó con Juan María Arzak y Pedro Subijana, entre otros, pero mantiene al arraigo a la cocina y los productos de la tierra, gracias a la experiencia culinaria que le ha transmitido su madre, Marisa Sánchez Paniego, quien logró este galardón en 1987 por su labor en Hostal Echaurren.

En la categoría Premio Nacional de Gastronomía al Mejor Director de Sala ha sido premiado Jorge Dávila, de Piñera (Madrid), mientras que el Premio Nacional de Gastronomía al Mejor Sumiller ha recaído en manos de César Cánovas, de Monvínic (Barcelona).

El jurado ha concedido el Premio Nacional de Gastronomía Especial, por unanimidad y sin nominaciones previas, a las Oficinas Españolas de Turismo en el Extranjero.

La Real Academia de Gastronomía entrega, desde hace más de 30 años, los Premios Nacionales que reconocen el trabajo de los profesionales de la gastronomía cada año. El acto de entrega tuvo lugar en el Hotel Eurobuilding de Madrid y fue presidido por don José Manuel Soria, ministro de Industria, Energía y Turismo, y Rafael Ansón, presidente de la Real Academia