A menudo escuchamos que la industria de la alimentación y bebidas está ofreciendo una oferta cada vez más saludable y eso no es de extrañar, ya que según el “informe del mercado de alimentación saludable de 2016” elaborado por Alimarket, la salud es una palanca incuestionable de valor añadido y motor de ventas para la industria, además de haberse convertido en el epicentro del consumidor moderno, que lo asume como un estilo de vida. Gracias a este estudio podemos atisbar cuales son los principales factores y tendencias que marcarán el devenir de la alimentación saludable en el futuro.

La demanda está en la innovación y en la percepción de lo saludable

El consumidor prefiere productos innovadores, que resulten más naturales por su composición, con aportes funcionales y con mejoras que se perciban directamente en la salud, como la reducción del colesterol, la ausencia de alérgenos o simplemente una composición más natural.

El proyecto “Primicia”, impulsado por el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (Cdti), cinco centros de investigación y diversas empresas de la industria alimentaria, tiene como objetivo llevar al mercado alimentos de alta eficacia en el control de la inflamación crónica con efectos en la prevención de enfermedades derivadas (obesidad, trastornos del sistema cardiovascular, trastornos del sistema nervioso central, artritis, cáncer, etc). La idea es desarrollar y poner en el mercado distintos alimentos que produzcan efectos beneficiosos en la prevención y tratamiento de esas enfermedades y que cada persona pueda encontrar el que más le pueda ayudar en función de su perfil genético.

Con esto, podemos decir, que el futuro del sector, se encuentra en la innovación y en ofrecer un valor añadido mayor.

tendencia alimentación saludable

Productos ecológicos: Precio y accesibilidad para “democratizar” su consumo

La salud es, con gran diferencia, el motivo al que aluden los consumidores a la hora de decantarse por los alimentos y bebidas ecológicos. Según el estudio “Alimentación Ecológica: contexto, visión del sector, perspectivas del consumidor” encargado por el Observatorio de Tendencias de Mercabarna, el consumidor español está cada vez más predispuesto e informado sobre el valor añadido de los productos ecológicos.

En nuestro país, a pesar de contar con unas condiciones de producción óptimas, el consumo de este tipo de productos nos sitúa en el penúltimo lugar en Europa, con una media de gasto anual estimada de 26€ por persona.

Las razones de estos datos se repiten año tras año y apuntan claramente a dos direcciones: los precios altos y la distribución organizada que complican su accesibilidad.

Como ha sucedido en otros países europeos, si se facilitase la disponibilidad de los productos ecológicos en los centros de compra habituales, como hay un conocimiento previo y una predisposición por parte de los consumidores hacia estos alimentos, su demanda se incrementaría.

A pesar de estas conclusiones, la cifra de ventas de productos de alimentación ecológica en hipermercados y supermercados el pasado año aumentó un 15,2% respecto al ejercicio anterior, por lo que el margen de crecimiento es amplísimo.

Alimentos sin alérgenos: entre la salud y la necesidad

Los últimos datos muestran que los alimentos sin alérgenos continúan creciendo a nivel internacional, no solo por la “necesidad” de las personas con intolerancias alimentarias en particular, sino por su asociación al componente saludable en general.

El consumidor, acoge con agrado una oferta cada vez con mayores alternativas, aunque las personas que sufren estas intolerancias todavía tienen que lidiar con el factor precio, la falta de claridad en los etiquetados y la complicada accesibilidad en los puntos de venta.

Al igual que en los alimentos ecológicos, la industria está realizando esfuerzos para mejorar y ofrecer productos aptos para cualquier consumidor en todas las categorías (aperitivos, lácteos, carnes, pastas, dulces…). Prueba de ello es el uso de la quinoa en la elaboración de la pasta apta para personas celíacas. Todo un ejemplo de innovación y valor añadido en una alimentación saludable para todos.

tendencia alimentación saludable

Ingredientes y materias primas: de lo natural a lo funcional

En la actualidad, la oferta de productos de alimentación saludable se presenta bajo dos frentes diferenciados: Por un lado, mediante la funcionalidad de los ingredientes, que permite a los fabricantes de alimentos y bebidas ofrecer productos sofisticados que respondan a las necesidades nutricionales de amplios grupos de población. Y por el otro, mediante la generación de soluciones que permitan sustituir los ingredientes artificiales por otros de origen natural.

La tendencia en cuanto alimentación, como decíamos, es la de cuidarse cada día más, pero debido a la frenética forma de vida actual, los productos deben ser funcionales además de tener un origen natural. Y para ello se comenzó con el proyecto “Metasin”, el cual busca hacer frente al Síndrome Metabólico a través de la alimentación funcional

Con todo esto podemos concluir que la innovación en el sector, el valor añadido y el origen natural son los principales factores a tener en cuenta en el crecimiento de la alimentación saludable, y todos ellos responden a las demandas del consumidor, exigente y mucho más preocupado por su salud.

Nuestra Newsletter para Food Marketers
Tus datos no serán cedidos a terceros. Lo prometemos :)