Nortasuna #2 Hondarríbia

Hace unos meses mi amigo Loren (@lorentzero) me llamó y me dijo que teníamos que crear una sociedad gastronómica. Que me estaba perdiendo lo mágico de este tipo de institución y que, viviendo en Madrid, había que solucionarlo. El problema era la distancia, los km que nos separan, algo que parecía no encajar en esa idea de hermandad con una ubicación y una familia que se reúne semanalmente para cocinar y compartir la vida.

Itinerante fue mi respuesta. Loren lo vio claro. No hay más que añadir. Nos reuniremos con amigos en diferentes ciudades para cocinar y poner en valor productos y costumbres, contadas en primera persona por productores y amigos locales. ¿Y el nombre? Pues Nortasuna dijo Loren, un rumbo hacia el descubrimiento, la amistad, la autenticidad, la tradición que reside en nosotros con tanta fuerza como la más moderna de las tendencias. Somos lo que heredamos y serán lo que les dejemos. No hay mucho más que explicar acerca de esta línea del tiempo sobre la que caminaron nuestros antepasados, caminamos nosotros y caminarán nuestros hijos y descendientes. Por cierto, Marta Mendia (@Marta_Olass) se unió al equipo Nortasuna.

Nortasuna #1 Tres Cantos

La primera cena la celebramos en el estudio de Gastromedia en Tres Cantos, el 4 de julio de 2013. Podéis ver en el video anterior lo que allí nació, algo sincero y con mucha fuerza, nos dimos cuenta pasados unos días cuando en Twitter la idea gustó y surgieron amigos en varias ciudades que querían ser los anfitriones de una cena Nortasuna. Esto realmente nos superó.

Pasados unas semanas descubrimos gracias al hermano de Loren (@Pintinhoh), que Nortasuna no era la primera sociedad gastronómica itinerante creada en España. Allá por 1911 nació La Volante, la historia nos la cuenta @Pintinhoh en este maravilloso post.

Llegaba el verano y Marta propuso hacer un Nortasuna aprovechando la temporada del Bonito. Fue una gran idea. Descubrimos al gran protagonista, el bonito del norte, y todo lo que alrededor de él se mueve. Un producto único, pescado con caña, en su mejor momento, justo cuando está bien alimentado y su carne se infiltra de esa grasa sabrosa que tantos productos dicen llevar hoy día. A las 6 am fuimos con Matteo Orlando de Conservas Olasagasti a la lonja de Hondarríbia y presenciamos la subasta del pescado. Qué bien nos trataron, cuanto aprendimos… Mil gracias por esa vivencia.

Y por la noche, en la Sociedad Gastronómica de la cofradía de pescadores de Hondarríbia, cedida a Nortasuna para la ocasión, nos juntamos unos cuantos amantes de la vida y disfrutamos, con quesos de Montxo Lizeaga y su historia narrada con pasión y autenticidad, y txakoli, mucho txakoli traído por Íker (@ubiksupperclub) de la bodega Hiruzta, las magníficas antxoas en conserva de Olasagasti y la mano de Loren y Matteo cocinando el bonito que compramos en la lonja en tres versiones, un riquísimo y fresco nigiri de bonito del norte, unos lomos de bonito del norte a la plancha y la ventresca, jugosa y brutal, al horno.

Fue una cena monumental, en la que aprendimos, compartimos, disfrutamos y reímos. Gracias a todos por el cariño y la pasión que le ponéis a todo lo que hacéis.

También descubrimos, de la mano de Matteo Orlando, la elaboración artesanal del bonito del norte en conserva y las antxoas. Pero eso lo contaremos en otro post.