[shareaholic app=”share_buttons” id=”17997610″]enseña a cocinar

La cocina está de moda.

Gracias al éxito de los grandes chefs y los numerosos programas y demás concursos de cocina en la TV, el entusiasmo por la gastronomía en nuestro parecía no tener fin. La cocina está de moda… Sin embargo, un estudio de GFK publicado recientemente parece desmentirlo. Solo un 27% de los españoles declara sentir verdadera pasión por la comida y la cocina. ¿Cómo interpretamos estos datos versus las tendencias que vemos día a día? ¿Apostar por la cocina siegue siendo una oportunidad en el sector agroalimenticio?

El tiempo que pasamos en la cocina.

Indios y Ucranianos son lo que pasan más tiempo cocinando, Italianos y Sud Africanos, son lo que se declaran más apasionados… El Instituto GFK, dedicado a estudios de mercado, ha publicado el informe “cocina: Actitudes y tiempo que los consumidores emplean en ella”, resultado de unas 27 000 entrevistas realizadas a personas de 15 años o más en 22 países. Se les preguntó sobre sus conocimientos y experiencia en materia de alimentación y sobre el número de horas pasado en la cocina a la semana.

A nivel internacional, la gente que cocina lo hace, de media, unas 6.4 horas semanales. Si bien esta cifra está muy impactada por los datos de países como India o Ucrania donde se dedica más de 13 horas semanales a cocinar. En el polo opuesto, Corea del Sur, donde la gente declara cocinar menos de 4 horas semanales. España se sitúa por encima de la media con 6.8 horas en la cocina semanalmente.

Quién cocina más, ¿hombres o mujeres?

Los estereotipos se confirman y son ellas las que dedican más tiempo a la cocina (más de 2 horas semanales de más que los hombres).Estudio actitudes en la cocina

Un dato del estudio que llama la atención es que solo un 27% de los españoles declara tener “pasión” por la comida y la cocina. Son los de +60 años quienes se declaran más apasionados (31%), mientras de los de 40-49 años, los que menos con solo un 25%.

A veces cocinamos por diversión, pero no nos consideramos expertos

Sin embargo, aunque no se declaren apasionados, es relevante ver el tiempo que se dedica a cocinar solo por diversión, ya que un 32% de los españoles, lo hace por lo menos una vez a la semana.

Aunque así, los españoles no se consideran expertos y solo un 20% dicen tener grandes conocimientos y experiencia con la cocina. Allí también, son los de más de 60 años que parecen tener más confianza en sí mismos (32%). Esta misma tendencia se puede observar también en Francia otro de los países con más tradición culinaria. Sin duda, la cultura en estos 2 países de la alta cocina, de la cocina como un arte unido a la presencia mediática de los grandes chefs, y los programas donde los “aficionados” son extremadamente talentosos ayudan a transmitir interés por la cocina, pero dan referencias tan altas que la gente se vuelve insegura y no confían tanto en sus capacidades.

Estos datos sobre la frecuencia que la gente cocina por placer versus por obligación y su percepción de sus capacidades en la cocina son sin duda muy relevantes para analizar oportunidades comerciales en el sector de la alimentación. Si nos fijamos por ejemplo que la mujer es la que más tiempo emplea en la cocina, y que el tiempo pasado a cocinar está por encima de la media, podemos pensar que la mujer trabajadora va que querer disminuir este tiempo diario pasado en la cocina. Eso, sin duda, lo han entendido los fabricantes de electrodomésticos que ofrecen cada vez aparatos de preparación más autónomos.

El consumidor quiere que le ayudemos a cocinar mejor

Pero esa no es la única oportunidad. Tenemos que dar soluciones a un consumidor que quiere ganar tiempo en su día a día, pero que de otro lado, busca de vez en cuando cocinar “por diversión” aunque no se considera experto. El consumidor quiere que le “ayudemos” a cocinar mejor. Para las marcas agroalimenticias, desarrollar productos sabrosos, pero fáciles de cocinar o productos que permitan simplificar el acto de cocinar pero realizando grandes platos es sin duda una gran oportunidad. La gama de Cocina Selecta de La Vieja Fábrica es un buen ejemplo de ello.

Cocina selecta

Pero esta oportunidad no está solo en desarrollar nuevos productos. En la comercialización misma podemos dar soluciones a nuestro consumidor. En Holanda, Blider & De Clerrq, es un ejemplo de ello, ordenan las tiendas por recetas y en los muebles los ingredientes que son necesarios a su elaboración.

bilderdeclercq

En Francia, las “Box” también han dado una vuelta y quieren dar soluciones a este consumidor que demanda más información para cocina, y ganar tiempo. La propuesta de Hello Fresh que entregan en casa una caja con una receta y los ingredientes frescos para realizarla está funcionando muy bien.

actitudes en la cocina: Hellofresh

Parece claro que las tendencias que nos desvela el estudio de GFK nos muestran que existen oportunidades en ayudar a nuestro consumidor en la cocina. Con recetas o video recetas para que pueda aumentar sus conocimientos culinarios sin duda podremos captar mejor su interés y entrar en su cocina.

Datos: Estudios GFK Cocina actitudes y tiempo que los consumidores emplean en ella. Abril 2015.