En Gastromedia tenemos nuestro corazón dividido. Nos encanta nuestro trabajo, pero no sabemos cuál es nuestra parte preferida: ¿es no parar de explorar nuevos alimentos y formas de disfrutarlos? ¿o la oportunidad de contar al mundo cada hallazgo, de conseguir que más gente pruebe, experimente y mejore su manera de cocinar y comer? Pensándolo bien, quizá lo mejor de todo no es ni una cosa ni la otra. Lo mejor es que no tenemos que elegir, porque nuestra labor va de las dos cosas. ¿Un ejemplo? Sigue leyendo…

Aprender, aprender y aprender. Y después, enseñar, enseñar y enseñar. Nuestras dos actividades favoritas –después de comer y beber– se combinan como nunca en el proyecto que venimos desarrollando desde hace tiempo junto a Plancton Marino. Porque esta es la historia del descubrimiento de un descubrimiento. Un alimento que siempre estuvo ahí, una de las claves de la vida en nuestro planeta, tan rico y versátil, de sabor a mar tan puro y de color tan intenso, llevaba toda la vida oculto a nuestros paladares bajo la superficie del mar, esperando ser encontrado y colocado en el lugar que merece: las mesas de todo el mundo. Años de investigación y esfuerzo fueron necesarios para seleccionar la mejor variedad, hallar la manera de cultivarla y preservarla sin alterar un ápice el medio donde se encuentra de manera natural, y desarrollar las mejores maneras de saborear este singular fruto del mar. Por fin llegó el momento de gritarlo a los cuatro vientos, nuestra misión, en la que compartimos la misma ilusión de quienes pusieron la primera gota de agua de mar en esta emocionante historia.

showcooking-plancton-marino-poli

Como dice Ángel León, la clave de la evolución está en el origen. Y hay pocas maneras tan directas y efectivas de transmitir un conocimiento que enseñándolo cara a cara. Recuerda cómo aprendiste tu primera receta: alguien te explicó paso a paso con sus manos, en la cocina, cómo preparar cada ingrediente, los tiempos y las técnicas, a qué debía saber cada cosa. Para trabajar con un alimento tan puro, es preciso regresar a esa sencillez, entenderlo desde la base: cómo hidratarlo, cómo manejarlo, cómo incluirlo en las recetas que saquen todo su potencial respetando su naturaleza. Con este objetivo se pusieron en marcha una serie de showcookings destinados a profesionales y futuros profesionales de la hostelería, en los que se aprende a conocer, manejar e integrar en distintos platos el plancton marino.

Innovar con un alimento ancestral

Las sesiones se desarrollan con un enfoque totalmente didáctico, que permite profundizar en el conocimiento del alimento desde diferentes ángulos. De la parte teórica se encarga Alberto Palomar, Director Comercial de Plancton Marino, quien aporta información sobre el alimento a lo largo de toda la clase. La parte sensorial se despierta con una degustación del producto puro, sencillamente hidratado, que abre la mente a las mil posibilidades de este sorprendente sabor a mar. La tercera parte, queda a cargo de nuestro Chef Poli, quien tras mostrar las pautas básicas para manipularlo, enseña las técnicas y recetas que en su día desarrollamos a partir del trabajo original del equipo de Ángel León.

Concretamente, en la sesión se explican cuatro de las numerosas técnicas de aplicación de Plancton Marino, para después integrarlas en cuatro recetas diferentes.

Esqueixada de bacalao. Técnica: ósmosis por presión. Esqueixada de bacalao. Técnica: ósmosis por presión.

carpaccio-plancton

Carpaccio de gambas maceradas con sake y mayonesa de plancton. Técnica: salsas.

pulpo-plancton

Ensalada de pulpo con mango caramelizado y vinagreta de plancton. Técnica: vinagreta.

risotto-plancton

Risotto de calamar. Técnica: potenciador de sabor.

Siendo un alimento tan especial, para presentarlo profesionalmente sólo podíamos elegir escuelas de hostelería de primer nivel: los dos primeros se celebraron en la Escuela Hoffman de Barcelona y en Le Cordon Bleu de Madrid, y tenemos previsto realizar nuevas ediciones en diferentes centros formativos por todo el país, incluyendo el Basque Culinary Center. Así, Plancton Marino se presenta a los futuros chefs en el contexto que se merece, un ambiente de ideas e innovación, de verdadero amor por la cocina.

Comunicación en toda su esencia

El evento se engloba en la estrategia de comunicación para Plancton Marino, un plan de branded content amplio y dilatado en el tiempo que comprende diferentes medios y tácticas. Y cómo no, incluye el mundo offline, que también es habitat natural para nosotros. Porque, en el fondo, el medio no siempre es lo más importante. La verdadera esencia de una buena estrategia es poseer un conocimiento profundo de la marca, que nos permita hablar de ella desde dentro, ser su mejor embajador. Y aportar buenas ideas capaces de transmitir esa pasión a los consumidores. A partir de ahí, sólo hay que saborear los resultados ¿Te animas a probar?