real marketing_tweet
Imagen: Zmel Photography

 

El Real Time Marketing está de moda y la red social estrella de este nuevo marketing es Twitter. No hay duda, la posibilidad de poder aportar a sus clientes potenciales lo que buscan en el momento que lo necesitan, es muy atractiva.  La oportunidad es grande para las marcas, a través del real time marketing pueden entrar en la conversación de sus clientes actuales o potenciales, pero cuidado, lo importante es elegir muy bien tanto el momento como el mensaje.

El Real Time marketing, o Marketing en tiempo real, es la palabra de moda, el nuevo “buzzword” del momento, en el mundo del marketing. Consiste en reaccionar en tiempo real a la actualidad con el fin de capitalizar la atención generada para la marca. El Real time marketing se ha popularizado entre las marcas a raíz de un caso de que ha hecho escuela: la marca Oreo, en plena final de la Super Bowl 2013, reaccionó en Twitter de manera casi inmediata a un corte de luz durante el partido. La marca consiguió más de 15000 retweets.

Real Time Marketing Oreo

Otro caso de estudio, y casualmente también en la industria de alimentación, es el caso de KitKat que reaccionó sobre el IPhone 6.

 

Real Time Marketing Kit Kat

El Real Time Marketing permite una interacción rápida con el consumidor y sin duda, las ventajas para las marcas son grandes para ganar visibilidad, viralidad e incrementar el “engagment”. Pero se trata de un arma que hay que saber manejar. Hay que crear contenidos alrededor de temas susceptibles de crear emoción y por lo tanto de ser compartidas. Comunicar con rapidez y relevancia aumentará sin duda  la cercanía a la marca.

Sin embargo, hay que tener cuidado, reaccionar sin criterio puede ser muy contraproducente. Recordar que, no es porque estáis en la red y que podéis hablar, que tenéis que hacerlo siempre y de todo. Una buena estrategia de Real Time Marketing requiere emitir el mensaje adecuado, en el momento adecuado y a la persona adecuada. Es imprescindible no forzar la comunicación, en las redes sociales, lo cualitativo es siempre mejor que lo cuantitativo, y es la relación que prima ante todo. Por lo tanto, la frecuencia de los mensajes dependerá sobre todo lo que tengamos que decir.

El tono y el tema de los mensajes también son importantes. No se puede hablar todo el día de uno mismo, ni tampoco hablar de temas o con un tono que no forma parte del ADN de la marca. Nuestra audiencia no lo entendería. Aunque un tema esté en boca de todos en la red, no siempre tenemos que entrar en la conversación. Tiene que ser relevante para nuestros seguidores. Si nuestra marca decide hablar de un evento de actualidad, tiene que hacerlo de manera pertinente y legitima.  Si no, corre el riesgo de que su audiencia la tache de oportunista y deje de seguirla.

Será entonces clave tener muy claro quiénes somos y a quién nos dirigimos para saber cómo hablar en Twitter. Pero, si bien la estrategia tiene que estar muy definida y hasta las temáticas de los tuits se pueden definir con antelación, la espontaneidad es la clave del Real Time marketing. Así ningún tuit se puede redactar con demasiada antelación. Lo importante es tener claro los mensajes de la marca y saber usarlos en el momento adecuado. En definitiva, para actuar correctamente, hacen falta ideas creativas, una ejecución rápida y preparada, y audacia para poder aprovecharse de las ocasiones cuando se presentan.

La comida, tan de moda en la red, da la oportunidad y mucha legitimidad a las marcas de alimentación de introducirse en la conversación. Pero para ser relevante, el Real Time Marketing siempre tiene que estar contemplado dentro de una estrategia clara de contenido y de redes sociales.

Entonces, ¿tuiteamos?