Boniato cheescake, ¿te suena raro? No creas que lo es tanto…

Chaco, camote, boniato o papa dulce son algunas de las denominaciones que podemos encontrar a la hora de referirse a la batata, que no es otra cosa que un tubérculo que hoy en día se consume como hortaliza.

Hay varias teorías sobre su origen, la más aceptada es que la batata es originaria del Indostán aunque también se afirma que procede de América. En cualquier caso, lo que si sabemos es que la batata llegó a España gracias a Cristobal Colón y que fue uno de los productos traídos en su primer viaje.

La batata es un alimento rico en hidratos de carbono y azúcares y, por tanto, tiene un alto valor energético. De ahí que sea ideal para niños o adultos que practican un ejercicio físico intenso y que necesitan llenarse de energía.

Existen multitud de formas de prepararla, las más común es asada o hervida, pero con ella también podemos hacer sopas o caldos como el sancocho. Podemos utilizarla como acompañamiento, ponerla en ceviches e incluso elaborar conservas o dulces de batata.

Nosotros, en esta ocasión, la hemos utilizado para preparar esta receta: boniato cheesecake. Un cheescake con un toque distinto, una textrura más esponjosa y cremosa, que además tiene un sabor muy especial.

Y como no queremos que te quedes con las ganas de probar esta tarta, hemos decido dejarte la receta del cheescake de batata para que puedas prepararlo y comprobar por ti mismo que la batata queda delicious en postres como este. Además, te dejamos este link para que coloques nuestro boniato cheescake como salvapantallas en tu ordenador y te inspires para hacerlo.

 

batata-cheese-cake

 

Receta de boniato cheesecake

Ingredientes para el boniato cheesecake:

Para la masa: 85 g de galleta, 12 g de salvado de trigo, 30 g avellanas, 65 g de mantequilla pomada.

Para el relleno: 120 g de queso de oveja, 250 g de queso fresco de cabra, 350 g de puré de boniato asado, 110 g de nata fresca, 80 g de azúcar, 100 g de leche condensada, 3 huevos, ralladura de 1 naranja.

Elaboración del boniato cheesecake:

Triturar las galletas y las avellanas en un mortero y mezclar con el salvado y la mantequilla, creando una mezcla homogénea. Extender sobre un molde de 18 cm de diámetro e introducir en el congelador.

Mientras, batir todos los ingredientes junto con el queso de oveja rallado, introducir una batidora y obtener una crema fina, homogénea y sin grumos.

Volcar éste batido dentro del molde, tapar con un trozo de papel sulfatado y otro de papel aluminio. Introducir dentro del horno caliente a 180º C durante 50minutos. Retirar sobre una rejilla y templar. Introducir en la nevera durante 4h.

Decorar la tarta galleta molida y leche condensada extra.

 

Por si la pinta te parece poco motivo para hacer esta receta, aquí te dejamos 5 razones para hacerla.

 

5 razones para hacer boniato cheesecake:

1. Porque no es la típica tarta de queso: es menos aburrida, es diferente y, además, está muy rica.

2. Porque la batata aporta, de forma natural, una textura cremosa y un sabor dulce.

3. Porque está de temporada y, por tanto, hay que aprovechar ahora que es más accesible.

4. Porque es ideal para los que no se quieren rascar el bolsillo, un producto rico y barato.       

5. Porque queda genial con una copita de vino dulce y llenará de alegría cualquier tarde de otoño.

 

Delicioso, ¿verdad? Inspirate con tu nuevo salvapantallas.