Seguro que a estas alturas del mes de enero estás sumergido de lleno en la “operación recuperación de excesos navideños”, con tu pechuguita a la plancha, tu caldo de cardo, y tus batidos detox. Pero existen otras recetas más suculentas e igual de sanas que puedes saborear. Gastromedia ha venido a rescatarte de ese plato triste y apagado. Te proponemos que te cuides con un estofado de hortalizas, quinoa y musgo de Irlanda. ¿A que estás alucinando? Rápido, rico y original.

Los ingredientes de esta receta ayudan a depurar el organismo. El musgo de Irlanda o Carragaheen es un alga marina que crece en sitios costeros y que fue utilizada por primera vez en Irlanda. Su color varía del rojizo al verdoso y se utiliza bastante en alimentación por sus propiedades gelificantes (los irlandeses lo mezclan con leche para elaborar un pudding) y por sus beneficios para la salud.

Si te gusta la fotografía de esta receta, puedes descargarla aquí para ponerla de salvapantallas e inspirarte cada día al buscar en tu ordenador que platos cocinar.

receta de estofado de hortalizas

 

Receta de estofado de hortalizas, quinoa y musgo de Irlanda

Ingredientes:

16g de musgo de Irlanda, 200g de cebolla, 100g de zanahoria, 100g de pimiento verde, 100g de calabacín, 100g de quinoa, 1l de caldo de verdura, Aceite de oliva, Sal

Elaboración:

Ponemos a hidratar el musgo de Irlanda con el caldo de verduras.

Picamos las verduras y las pochamos junto con unas 5 cucharadas de aceite de oliva, a fuego medio durante 5 minutos.

Añadimos la quinoa y el caldo junto con las algas, cocemos a fuego bajo. Sazonamos y cocinamos durante 18 minutos.

Si se queda corto de líquido, añadimos más caldo y rectificamos nuevamente de sal si fuera necesario.

 

5 razones para preparar esta receta

1. El sabor del plato. El estofado es una técnica culinaria que evita la evaporación del guiso, con lo que vamos a retener los jugos iniciales y a retener todos los sabores y aromas de lo ingredientes. Es decir, esta receta te va a saber a gloria.

2. Las propiedades del musgo de irlanda. Si sufres de gastritis o úlcera el musgo de Irlanda tiene un efecto antiinflamatorio de las mucosas digestivas. Además es expectorante y alivia la faringitis. Si tienes una gripe te va a venir de perlas.

3. Los beneficios de la quinoa. La quinoa, ese superaliemento que nos tiene enamorados. Tiene un gran contenido en proteínas, vitaminas y minerales y además está libre de gluten y es fácil de digerir. Esta receta es una buena opción para cocinarla y empezar a beneficiarte de ella.

4. Combate los excesos. Para combatir los excesos de las fiestas, esta receta es perfecta por el bajo aporte calórico del calabacín y el musgo de Irlanda, que tiene un efecto laxante. Por su parte, la quinoa con su alta contenido en fibra y su bajo índice glucémico te ayuda a adelgazar.

5. Plato de cuchara. Porque es un plato de cuchara y con el frío que hace apetece algo calentito. En Gastromedia somos muy fans de la cuchara y aprovechamos cualquier excusa para hacer buen uso de ella en la mesa.