[shareaholic app=”share_buttons” id=”17997610”]

Hay un comentario recurrente que oímos en algunas reuniones con responsables de marketing de empresas de alimentación y que refleja un reto que se encuentra en el corazón de la relación que la marca establece con el consumidor: mi producto es muy bueno, pero el consumidor no lo entiende bien.

Más allá de la visibilidad de la marca y de la transmisión de sus valores asociados, el departamento de marketing tiene una labor fundamental: hacer pedagogía de las posibilidades, usos y atributos ocultos de su producto, y nada como un recetario perfecto para lograr que el consumidor entienda tu producto. (7 razones para hacer recetas exclusivas )

El recetario es la herramienta de marketing ideal para explicar a los consumidores cómo se usa tu producto y cuáles son sus posibilidades en la cocina. Nuestra experiencia nos ha enseñado que el desarrollo de un recetario puede ayudar a conocer nuevos atributos y usos incluso a los propios productores. Crear el recetario perfecto requiere de un trabajo previo de planificación y estudio tanto del producto en sí como de los consumidores a los que se dirige el producto.

En este post te vamos a enseñar cuáles son las 15 claves para el recetario perfecto, cómo crear un recetario ideal que ayude a la marca a dar a conocer el producto en todas sus dimensiones y a establecer una relación de confianza con sus consumidores.

1. Incluye categorías útiles y relevantes.

Parece una obviedad, pero a veces nos encontramos con categorizaciones de recetas que no ayudan al usuario a encontrar la receta que necesita. Puedes optar por alguno de estos 3 tipos de categorías :

– Categorías funcionales:

Están centradas en el usuario y ayudan al consumidor a situarse en el momento en el que va a consumir el producto o a su situación personal. Ejemplo: para empezar el día, comer bien en casa, hoy tengo invitados, darme un capricho, especial celiacos, cuídate.

png 2015-05-14 a las 10.00.10

– Categorías por tipo de ingrediente:

Son las más habituales y se centran en el ingrediente principal. Esto las puede hacer poco útiles para recetarios de marcas monoproducto. Ejemplo: carnes y aves, pescados, arroces y pastas, legumbres y verduras, postres.

– Categorías centradas en el producto:

Se centran en las posibilidades del producto y ayudan al consumidor a entender cómo prepararlo y cómo sacarle el mejor partido. Ejemplo: entre panes, enciende el horno, con verduras, barbacoa en la terraza, un golpe de vapor.

 

2. Guía de compra e ingredientes alternativos:

Una de las misiones principales de un recetario es que el consumidor se anime a probar nuestro producto, ¡vamos a ponérselo fácil! Indica en la receta dónde se puede adquirir tu producto, en qué formatos y cómo debe conservarse.

Si incluyes algún ingrediente que pueda resultar demasiado costoso, difícil de encontrar o que pueda provocar una reacción alérgica a algunas personas, indica algunas alternativas para que pueda elaborar la receta.

3. Indicaciones de raciones, tiempos y dificultad.

Siempre hay que ponerse en la piel del usuario y entre estos los hay de todo tipo: los que nunca han cocinado, los que viven solos, los que solo tienen media hora para cocinar. Incluye siempre en tus recetas esta información para no perder a ninguno de ellos.

4. Calibración nutricional.

Cada vez los consumidores están más concienciados con su salud y tratan de llevar una alimentación sana y equilibrada. Al igual que los productos incluyen información nutricional es sus etiquetas, debemos incluir esta misma información en las recetas para que los consumidores puedan incluir nuestros platos en sus dietas.
png 2015-05-14 a las 10.03.15

 5. Indicaciones sobre intolerancias.

Además de una cuestión de responsabilidad, incluir indicaciones para intolerantes nos ayudará a ganarnos la confianza de los usuarios porque nos estamos preocupando por su salud.

6. Fotografías paso a paso.

Muchas preparaciones incluyen algún paso (textura de una salsa, punto de una cocción ) en el que se cumple la máxima: una imagen vale más que mil palabras. Además, hacer fotografías de los pasos de elaboración, ayuda a los usuarios a hacerse una idea de la dificultad y los materiales que necesitará para elaborar la receta.

png 2015-05-14 a las 9.18.32

7. Impresión de recetas.

A mucha gente le gusta imprimir las recetas, para guardarlas o para tenerlas de guía a la hora de cocinar. Pide al desarrollador que configure adecuadamente la vista de impresión de tu recetario.

8. Opciones para compartir.

Si tenemos un gran recetario, ¡que todo el mundo lo sepa! Incluye botones sociales en cada una de tus recetas. No olvides incluir también las opciones enviar por correo y la última novedad: enviar por whatsapp.

png 2015-05-14 a las 10.39.26

9. Participación de usuarios.

Invita a los usuarios a comentar tus recetas y a subir sus propias elaboraciones. El recetario es un lugar excepcional para descubrir cómo funciona tu producto en la cocina y qué opinan los usuarios de él.

10. Mobile responsive.

Actualmente, más de la mitad de los usuarios que visitan blogs y páginas de recetas lo hacen a través de dispositivos móviles (smartphones y tablets). Es muy importante que desde el comienzo del desarrollo, la primera vista de nuestro recetario que tengamos en mente sea la versión móvil.

CookBook

11. Accesibilidad.

Para que todos los usuarios que visiten nuestro sitio puedan navegar por nuestro recetario sin dificultades, independientemente de sus capacidades o si sufren algún tipo de discapacidad, es necesario que nuestro recetario siga los criterios de accesibilidad recomendados por la WAI (Web Accessibility Initiative).

12. Enriquece tu contenido con enlaces.

Si quieres que tu recetario sea una auténtica guía de cocina, incluye enlaces para que los usuarios puedan encontrar más información sobre temas de especial interés. Además, puedes incluir enlaces a otras recetas o técnicas para dar a conocer tus contenidos.

13. Vídeo recetas.

Incluye algunas vídeorecetas en tu recetario. Los vídeos son el contenido con mayor tasa de engagement en internet y pueden brindarte una oportunidad excepcional para aumentar la tasa de conocimiento sobre tu producto. (7 razones para hacer vídeos sobre tu producto).

14. Enseña a usar tu producto.

Si quieres que los usuarios aprendan a sacarle todo el potencial a tu producto, incluye contenidos que hablen sobre técnicas básicas de cocinado , utensilios e información general sobre tu producto (procedencia, cualidades, etc.) que les ayuden a usar tu producto más y mejor.

15. Credibilidad y confianza.

Hoy en día los usuarios demandan autenticidad y cercanía. Para lograr que los consumidores confíen en la calidad de tus recetas, puede invitar a blogueros o chefs reconocidos a firmar algunas de tus recetas. Además, de esta manera conseguirás que tu recetario alcance a una audiencia mayor y más relevante para la marca.

Planificar el recetario perfecto es un paso fundamental antes de ponerse a crear recetas, contar con asesoría profesional que te ayude a planificar tu recetario, el recetario que tu web y tu marca necesitan, es muy importante para lograr buenos resultados. Las recetas son un manual de uso de un producto  y tienen vital importancia para hacer que los consumidores entiendan tu producto, lo usen bien y se enamoren de él.

Dale importancia a tu recetario y ten en cuenta nuestras 15 claves para el recetario perfecto para llegar a los consumidores y alcanzar tus objetivos de marketing.

:G ¿rizamos el rizo?

Nuestra Newsletter para Food Marketers
Tus datos no serán cedidos a terceros. Lo prometemos :)