Entre las técnicas más habituales para promocionar los productos de alimentación, destacan las promociones 2 X 1, los regalos de recetarios, las degustaciones en el supermercado y los sorteos de atractivos regalos

 

Entre todas ellas, los responsables de marketing de las industrias agroalimentarias, coinciden en que la  acción más rentable y directa,  con la que la marca logra fidelizar a los clientes y les anima a usar más la marca,  es la de incluir recetas en el propio pack, pues ofrece más versatilidad a su producto, ofreciendo ideas para cocinar su producto.

Las recetas pueden aparecer, bien en el interior de la tapa, como la crema de queso (Philadelphia); en el reverso de un pack, como el azúcar de Azucarera,  ó en la parte posterior de un envase, como el queso rallado El Caserio.  Como podéis ver en esta estrategia la ubicación de la receta no es lo importante, sino en  seleccionar la propuesta adecuada con la que sorprender al cliente.