Si eres responsable de una marca de alimentación es posible que hablar de recetas te suene a ocio, a fin de semana. Esperamos que tras leer este artículo, cambies de opinión y percibas las recetas exclusivas como herramientas útiles para que tu marca se comunique con el consumidor y consiga un hueco en su limitada lista de productos e ingredientes. Aquí tienes 7 razones para apostar por las recetas exclusivas.

home2

1. Crea recetas que respondan a un posicionamiento de tu marca. Tu marca tiene una personalidad y el consumidor posiciona cada marca en su mente y espera productos que tengan relación con ese posicionamiento. Cuanta más coherencia haya entre el posicionamiento de tu marca, los productos que ofrece y cómo los utilizan tus clientes en su día a día, antes se producirá la conexión entre marca / hábitos en la mente del cliente. Por tanto, no se trata de ofrecer recetas que contengan tu producto en la lista de ingredientes como única premisa. Aprovecha las recetas para comunicar más sobre tu marca y producto.

2. Consigue que tus clientes no se aburran de tu producto. Demuestra a tu consumidor que tu producto es versátil y que puede utilizarse en diferentes momentos y ocasiones. Ofrece ideas nuevas, frescas, ten en cuenta las nuevas tendencias de consumo en alimentación, los hábitos ligados a la forma de vida actual, la influencia de otras culturas… Esto no significa que debas dar la espalda a la gastronomía tradicional, todo lo contrario. Hay muchas marcas que se apoyan en la gastronomía tradicional para ofrecer autenticidad, originalidad, cercanía con el consumidor y su cultura. En definitiva, dale motivos a los clientes para que te consuman más veces.

3. Tu marca no tiene un sólo target. . Es muy probable que, aunque tengas definido un target (tipo de consumidor) como el principal, sepas que tu producto lo consumen otros perfiles de usuarios que responden a otros estímulos y tienen otras necesidades. Por ejemplo, una pareja urbanita y sin niños tiene un perfil muy diferente a una pareja que viva en una zona residencial y tenga niños pequeños. La pareja urbanita come y cena fuera de casa con asiduidad. Cuando cenan en casa, o piden algo o resuelven rapidito. Sólo algunos fines de semanas y en ocasiones especiales se permiten el lujo de cocinar y, en ese caso, son capaces de meterse en faena y hacer algo para sorprender. La pareja con niños cenan en casa y buscan ideas para no tener que cocinar una cosa para los peques y otra para los papis. Los fines de semanas suelen buscar recetas que puedan prepararse antes de salir a hacer alguna actividad con los peques y, a la vuelta, nada más que requiera calentar y listo. Ten en cuenta a otros targets minoritarios, puede que sean más fieles a tu marca que el resto.

home4

4. Crea un estilo gráfico propio. Esto no significa que vayas a crear un nuevo estilo fotográfico, o que tus fotos se vayan a convertir en una referencia a seguir. Lo importante es que tengas un estilo, el tuyo, y que la utilización de ese estilo de forma continuada ayude al reconocimiento de tu marca. Si cada foto que utilizas proviene de una fuente diferente, no habrá una homogeneidad, una continuidad. Y no te prives de cambiar de estilo cada temporada o cuando lo creas conveniente, esos cambios son necesarios, el consumidor los percibe como que estás al día, que tienes sensibilidad, te premiarán con lo más importante, su fidelidad. Ayuda a tus consumidores a reconocer tu estilo de comunicación.

5. Crea una estructura lógica en la que almacenar tus recetas. Hubo un momento en el que todas las recetas se estructuraban en primeros, segundos y postres. Hoy día, sin embargo, podemos llegar a la misma receta desde infinidad de caminos. Define las necesidades de tu target y ofrece motivos para que elijan tu producto.

  • Por temporadas
  • Por tipo de ingredientes
  • Por ocasiones especiales
  • Por tipo de cocina
  • Por técnica utilizada
  • Momentos del día
  • Para exigencias nutricionales: ligera, balanceada, contundente, con sabor…
  • Por tipo de dieta: paleo, macrobiótica, vegana, balanceada…
  • Por estado de ánimo: platos que acompañan a un estado de ánimo o que inducen un estado de ánimo (moodfood).
  • Intolerancias y enfermedades: desde celiaquía a dietas bajas en colesterol o para retrasar el envejecimiento…
  • Por actividad física: nomal, actividad física moderada, deportista, deportista de alto rendimiento
  • 6. Educa a tus consumidores. ¿Alguna vez has escuchado que un recetario es un manual de instrucciones de tu producto? Nadie se imagina ya un medicamento sin prospecto o una simple mesa de IKEA sin las hojitas de cómo montarlo ¿verdad?. La cocina no es tarea fácil, requiere formación y práctica, y no hablamos de ser un reputado chef, hablamos de alimentarnos. Invertir recursos en elaborar un buen manual de uso de tu producto facilitará que el consumidor mejores sus conocimientos en cocina de tu mano, con tu producto, es decir, estarás presente en sus decisiones diarias vinculadas a su alimentación.

    home5

    7. Se transparente, nadie es perfecto. Atrévete a ser coherente con tu marca y tu producto, a ser auténtico, a comunicarte sin complejos. Puedes ir un paso más allá y no limitarte a contarle al consumidor lo que tiene que hacer para estar bien, para ser feliz o para bajar peso. Las redes sociales rebosan ya de listas vacías con este contenido. Ya somos mayorcitos, todo el mundo sabe que la panceta engorda y tiene colesterol… ¿Y qué? Si tu producto y tu marca lo permiten, cambia el guión, dejemos de predicar desde el púlpito sobre el bien y el mal y ofrezcamos opciones interesantes, coherentes con nuestra identidad de marca, para aquellos que les apetezca y decidan hacerlo. Al menos, estaremos haciendo algo diferente y auténtico. Da motivos a los consumidores para preferir tu marca.

    Las recetas exclusivas deben ser una pieza fundamental de la comunicación de tu marca. Tus recetas deben quedarle a tu producto como un guante, como un traje a medida hecho con planificación y esmero para que tu producto brille con luz propia. Si estas 7 razones para apostar por las recetas exclusivas te han parecido pocas, llámanos, tenemos muchas más.