Además del calendario gregoriano, del calendario juliano y del calendario chino, debería existir el calendario marketiniano. Y es que, en los departamentos de marketing, los buenos propósitos no llegan en enero, llegan en septiembre, en plena resaca veraniega y bajo los efectos del síndrome postvacacional.

Primera reunión del departamento de marketing; es hora de convertir las buenas intenciones en planes de acción concretos. En el primer punto del orden del día, el gran clásico: renovar la imagen de marca (se empiezan a oír carraspeos y murmullos en la sala). Seguimos con el acercamiento a los nuevos consumidores y el rejuvenecimiento del mensaje (los murmullos se empiezan a convertir en un clamor). Se habla de entrar en nuevas plataformas y usar nuevos formatos de contenido (la gente huye despavorida).

Bueno, que no cunda el pánico (¿hay algún sustituto de esta frase?). Vamos a darte algunos consejos y a proponer una metodología para que puedas afrontar esta tarea desde un enfoque práctico.

Para desarrollar una estrategia deliciosa que te ayude a mejorar tu imagen de marca, te vamos a proponer un enfoque y tres áreas de análisis. Si sigues este sencillo ejercicio de análisis estratégico, contarás con un catálogo de áreas de mejora para afrontar en el próximo ejercicio.

Content First

En Gastromedia trabajamos con un enfoque irrenunciable: el “Content First”. Inspirados por la tendencia “mobile first” , proveniente del desarrollo web, nuestro planteamiento consiste en que antes de empezar ninguna estrategia de marketing digital, antes de entrar a valorar qué formatos de contenidos o en qué plataformas difundirlos, reflexionemos sobre el contenido y la historia que queremos transmitir.

Lo anterior parece una obviedad, sin embargo, es muy habitual escuchar a profesionales del ramo hablando de que quieren hacer nosecuantaswebs estar en nosecuantasredessociales y grabar nosecuantosvídeos sin saber aún por qué ni para qué quieren hacer todo eso. Quiere estar a la última, sin más.

Una vez que has escrito la historia que quieres contar (sí, es fundamental escribirla). Es hora de pensar en cuál es la mejor manera de hacerla llegar a los consumidores. Y para eso, también tenemos un método.

web-premiummeat

Delicious look

Aquí no se puede regatear, estamos jugando con nuestra credibilidad como marca. No vale tener un estupendo spot de televisión que habla de calidad y cosas bien hechas, y que al llegar a la web corporativa nos encontremos con imágenes descuadradas, textos de los años 90 y una navegación imposible.

Los nuevos tiempos exigen que nuestro mensaje sea integral y guarde coherencia a través de todos los medios de comunicación que usamos.

Para saber si tienes una imagen delicious puedes empezar por hacerte estas tres preguntas:

  1. ¿Los textos de mi web reflejan la historia que quiero contar de una manera natural y clara?
  2. ¿Las imágenes de mi web cuentan la misma historia que las palabras? (ojo, que una imagen vale … )
  3. ¿Es mi web fácilmente navegable en cualquier dispositivo?

Delicious conversation

Para nadie es un secreto hoy en día que los planes de marketing deberían ser la planificación de una conversación, no la redacción de un discurso. Sin embargo, seguimos viendo cada día como las marcas tratan de seguir manteniendo una barrera artificial con sus consumidores, lanzándoles contundentes mensajes publicitarios desde los altares. Lamentamos informales que las barreras han caído, los clientes quieren una relación de iguales y no queda más remedio que darse a la conversación sin conservantes ni colorantes.

Si quieres mantener una conversación delicious con tus usuarios puedes empezar por responder a las siguientes preguntas:

  1. ¿Resultan naturales los mensajes que envío a los consumidores a través de cualquier canal?
  2. ¿Estoy hablando de algo más que no sean mis propios productos?
  3. ¿Recibo alguna respuesta a mi comunicación por parte de los usuarios?

como planificar un recetario

Delicious flavour

Si eres una marca de alimentación, por favor, ¡CUIDA TU COMUNICACIÓN GASTRONÓMICA!  (discúlpennos por subir la voz, este tema nos toca la patata). Vendemos comida y la comida entra por los ojos, no hay comunicación más efectiva que hacer salivar a tus clientes. Es un reflejo primitivo, las imágenes activan nuestros sentidos como si realmente estuviéramos comiendo.

El ecosistema digital nos ofrece multitud de posibilidades a la hora de comunicarnos con nuestros clientes, a través de la comida. Es una oportunidad de oro para hacer pedagogía sobre nuestro producto: sus posiblidades en la cocina, sus atributos diferenciadores, así como indicaciones de uso y conservación.

Para empezar te vamos a proponer tres preguntas, que te ayudarán a mejorar el sabor de tu estrategia de marketing:

  1. ¿Tienes un recetario perfecto
  2. ¿Tienes vídeo recetas dónde se muestre tu producto en acción? 
  3. ¿Cuenta tu CM con imágenes sugerentes para compartir en redes sociales? 

No queremos ponerte a trabajar a pleno rendimiento ya para renovar tu imagen de marca, todavía es Agosto y aún podremos disfrutar de algunos días de vacaciones o, como consuelo, el jefe aún no ha llegado de las suyas. Pero esperamos que esta lectura te haya inspirado para empezar a planificar un plan de marketing delicioso que ofrecer a tus consumidores.

And remember #BeDelicious

:G