ROI del marketing de contenidos

La importancia de una estrategia de “contenidos” para las marcas es ahora una evidencia, y en el caso de la empresa en el sector de la alimentación, es todavía más clave. Cuando el tercer tema de conversación en internet es relacionado con el mundo “food”,  está claro que tu marca de alimentación tiene que estar en la conversación Y para destacar en este universo, una adecuada estrategia de contenido es clave. Pero ¿cómo asegurarse de la conveniencia de sus acciones? Y ¿cómo medir el retorno de la inversión del marketing de contenidos? Tranquilo, el marketing de contenidos se puede medir.

En un principio, se reconoció el beneficio del marketing de contenidos por el tráfico, la comunidad y la interacción que permitía en un momento en el que los canales tradicionales se estaban erosionando y que era cada vez más difícil llegar al consumidor. Por ello, las primeras estrategias de contenidos tenían como objetivo captar la atención para conseguir ser “Top Of Mind”. Pero esto ha evolucionado rápidamente hacia una nueva forma de hacer marketing:  el Inbound Marketing y la necesidad de contenidos se ha hecho omnipresente. SEO, reputación, « engagement », « leads »… el contenido tiene muchas virtudes. Permite cuidar de la imagen de marca, llegar a nuevos targets, generar clientes potenciales, y hasta convertirles en clientes. Pero, como para cualquier acción marketing, queremos medir lo que realmente nos aporta, nos preguntamos cuando el marketing de contenido nos va a aportar dinero y sobre todo cuanto. Queremos conocer la rentabilidad de nuestras acciones.

Lo primero que hay que dejar muy claro, es que el marketing de contenido se puede medir. Pero los resultados del contenido en términos de ventas no son inmediatos ya que el contenido interviene mucho antes que el acto de compra. Por eso, a veces, parece difícil de medir y sus beneficios no se pueden resumir a las ganancias económicas que genera. Seria limitarnos intentar medir el marketing de contenidos en euros. Dado que no queremos reducir el marketing de contenidos a las ventas que generan, es importante definir muy bien los indicadores que nos van a permitir evaluar nuestras acciones. La definición de los KPIs Key Performance Indicator” y la medición de las acciones realizadas es clave en nuestra estrategia de contenidos.

Para ello, tenemos que empezar por hacernos las preguntas correctas: debemos definir claramente cuáles son nuestros objetivos. Los objetivos del marketing de contenidos pueden no ser directamente medibles en ventas, pero pueden ser hitos necesarios para ventas futuras como mejorar la imagen de marca o la notoriedad. Después, tenemos que definir el mensaje que queremos transmitir. No nos olvidemos que la primera función del marketing de contenidos es transmitir un mensaje. También tendremos que comprobar que nuestro mensaje ha sido bien entendido. Ésa será la primera medida de evaluación de nuestro marketing de contenido.

Una vez chequeado que nuestro mensaje se ha transmitido con eficacia, tenemos que ver si hemos cumplido nuestros objetivos y medir con más precisión nuestros ROI. Podemos clasificar nuestros objetivos en 3 grandes bloques, y definir algunas mediciones en función de ello.

  • Generar notoriedad: para generar notoriedad, queremos dar visibilidad a la marca. Allí, analizamos a quién ha llegado nuestro contenido analizando el tráfico del website, proveniente entre otros de las redes sociales. (reach).
  • Fidelizar: tratamos allí de establecer relación con nuestro target, con lo que mediremos las interacciones que puede tener con nuestra marca (likes, compartir, favorito, numero de fans, followers, comentarios, viralidad, menciones en redes, foros o blogs…)
  • Generar venta: entraríamos a estudiar los leads generados por nuestro marketing de contenidos. Para ello, analizaremos cuantas veces el contenido se ha utilizado, número de rebotes, tasa de Returning Visitors, páginas visitadas, recogido de compra….

Sólo hay que ver las fotos de comidas posteadas todos los días en las distintas redes sociales, y hacer seguimiento al #FoodPorn para ver el interés que la comida tiene en las redes sociales. Esto, sin duda, una gran oportunidad para las marcas del sector alimentación y el marketing de Contenido su mejor aliado. Medir adecuadamente las acciones de contenido será clave no solo para “justificar” internamente la estrategia sino para conocer mejor a nuestro consumidor, saber dónde se mueve, que le preocupa, qué le gusta, qué le interesa, y así poder conectar cada vez mejor con él.

El marketing de contenidos se puede medir, piérdele el miedo.