La cocina internacional está de moda, y dentro de ella la llamada cocina asiática mucho más. Aunque este plato del que os queremos hablar hoy no es ni chino, ni oriental sino coreano. Y es que el sigeumchi-namul o espinacas aliñadas es un entrante típico de esa cocina. Con un toque picante, una vez que pruebes esta receta, ya no verás las espinacas de la misma forma.

Si te gusta la comida exótica y eres cocinillas, puedes preparar un banquete repleto de platos típico de la gastronomía coreana. Esta cocina se caracteriza por utilizar poca carne, mucho producto fermentado como el kimchi (vegetales fermentados), bastantes verduras, pescados, arroz y picante.

Curiosamente en Corea no existe, como en Europa, el concepto de primero-segundo-postre, sino que los alimentos se sirven en pequeños platos (entre 3 y 12 platos) y siempre acompañados de arroz.

Esta receta es muy sencilla de preparar y como ves tiene un resultado muy vistoso. Y si te gusta la imagen, puedes descargarla aquí y utilizarla como salvapantallas. Además, y por el mismo precio, te damos 5 razones para que te animes a preparar esta receta.

sigeumchi-namul

Receta de Sigeumchi-namul (espinacas aliñadas)

Ingredientes

400 g de espinaca fresca limpia, 1l de agua

Salsa:

30 g de salsa de soja, 2 g de sal, 10 g de cebolleta picada, 1 diente de ajo picado, 4 g de semillas de sésamo tostado, 10 g de aceite de sésamo tostado, 1 g de guindilla roja fresca picada

Elaboración

Poner a hervir el agua y añadir las espinacas. Cocer durante 2 minutos y retirar inmediatamente sobre agua con hielo, refrescar, colar y escurrir.

Picar y mezclar con los ingredientes de la salsa previamente marinados y mezclados.

Razones para hacer esta receta

  1. Fácil de preparar. No vas a encontrar una receta más sencilla de hacer. Cocer, picar y mezclar.
  2. Entrante original. Sustituye la tradicional ensalada por estas espinacas aliñadas o sigeumchi-namul y dale un toque diferente a tu mesa.
  3. Conocer la gastronomía coreana. Con esta receta puedes empezar a tomar contacto con la cocina de Corea porque es muy fácil de preparar.
  4. Espinacas diferentes. Este plato es una forma diferente de comer espinacas y de paso beneficiarte de todas sus propiedades: son ricas en fibra, minerales y vitaminas.
  5. El toque picante. Esta receta tiene un toque picante que gusta mucho, y si eres adicto a los sabores fuertes, siempre puedes añadir un extra de guindilla.